Opinión pública y hechos científicos

Muchas veces, los descubrimientos de los científicos parecen ir en contra de la intuición humana.

Hechos científicos como que el agua caliente se congela más rápido que el agua fría, que dormir bien nos hace más bellos o que nuestros ojos tienen el mismo tamaño desde que nacimos, son datos más que curiosos.

Un grupo de científicos de México se interesó por este tema y decidió investigar el vínculo entre la opinión pública y los hechos científicos.

Opiniones frente a hechos científicos

Desde el punto de vista de los científicos, las sociedades modernas deberían basar sus puntos de vista, opiniones y comportamientos en hechos científicos.

Sin embargo, se cree que las opiniones de las personas dependen de la información que se obtiene a través de los medios de comunicación y la actitud individual (formada por los factores culturales, educativos y ambientales de cada uno).

A través de un modelo informático, evaluaron la formación de la opinión teniendo en cuenta los factores externos e internos que afectan a una persona al formar su opinión sobre algún tema.

Para comprender la percepción pública de la ciencia y la tecnología, existen dos enfoques principales:

• Alfabetización científica: el conocimiento aumenta la aceptación pública de la investigación científica y permite a los científicos trabajar con mayor libertad. Además, permite un mayor consenso con los científicos.
• Contextualista: se trata de un acercamiento a la comprensión pública de la ciencia teniendo en cuenta los valores sociales y las actitudes del público.

Formación de la opinión científica

Una comparación entre 200 encuestas de 40 países en la University of Surrey, demostró que existe una correlación entre el conocimiento de los hechos científicos y una actitud favorable de las personas hacia la ciencia.

También demostró que los valores morales y las creencias religiosas y culturales de las personas son factores importantes para la construcción de la actitud frente a la ciencia de un individuo.
Los investigadores llegaron a la conclusión de que los conceptos científicos son más difíciles de adquirir que los conceptos no verificados por la ciencia.

Esto sucede porque las personas nos oponemos (ya sea de forma consciente o inconsciente) a que nos organicen en comunidades que evitan el debate de opiniones.

Los resultados de la investigación recomiendan mejorar las políticas actuales para comunicar los hechos y las conclusiones de la ciencia de una manera socialmente responsable.

Un caso particular, es la divulgación del descubrimiento del bosón de Higgs (o “partícula de Dios”), del que todo el mundo habló durante semanas, aunque la mayoría no supiera exactamente de qué se trataba.

Fuente: http://www.ojocientifico.com/3871/opinion-publica-y-hechos-cientificos

A %d blogueros les gusta esto: