Presidente de la Universidad de Texas en Austin explica acerca de la educación y la movilidad social.

Por considerar de alto valor la entrevista realizada por el Observatorio de Innovación Educativa de la Universidad de Monterrey en el mes de febrero del presente año a Gregory Fenves sobre la educación como factor para impulsar la movilidad social, nos permitimos transcribir la misma.

 “Uno de los principales problemas que enfrenta Estados Unidos como país, y creo que muchos países alrededor del mundo también enfrentan, es la desigualdad de ingresos. Hay muchos debates políticos sobre cómo abordar esto, pero nadie debate la proposición de que la educación es importante para brindar oportunidades”

Lee la transcripción completa a continuación:

El Observatorio (O): ¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrentan los estudiantes en la educación superior?

Gregory Fenves (F): Tenemos muchos estudiantes en la Universidad de Texas. Cada año tenemos 8,500 estudiantes de primer ingreso y cada estudiante tiene diferentes desafíos. Lo que tratamos de hacer es identificar a los estudiantes y lo que será más importante para que tengan éxito, especialmente en su primer año. Es muy diferente dependiendo de quién es el estudiante, su formación, de qué escuela viene y cuál es su preparación.

Como universidad, nuestro mayor desafío son aquellos estudiantes inteligentes de las escuelas donde no han tenido cursos tan rigurosos; nunca han escrito un artículo, la capacitación en matemáticas no es tan buena como debería ser, tienen conocimientos de ciencia muy limitados. Entonces, nuestro mayor desafío como universidad es entender cómo darles a estos estudiantes la oportunidad de tener éxito en la universidad.

O: ¿Qué hay detrás de la iniciativa “De la universidad a la carrera?

F: Una de las narrativas críticas de los estudiantes de educación superior de los Estados Unidos son los estudiantes que se gradúan de la universidad y no tienen las habilidades para tener éxito, obtener un trabajo y ser exitosos. No creo que sea una narrativa crítica válida, pero queremos asegurarnos de que los estudiantes, sin importar cuál sea su grado, ya sea un título en inglés o un título en ingeniería eléctrica, tengan las habilidades para ser exitosos y no solo en su primer trabajo, sino también en su carrera.

La idea que rodea a” De la universidad a la carrera” es que desde muy temprano en la educación de los estudiantes, comienzan a pensar: ¿cuáles son las posibilidades de carrera que tienen?, ¿cuáles son las oportunidades de carrera?, ¿cómo su educación en la UT los preparará?, ¿qué trabajo adicional podrían hacer?, ¿qué trabajo les gustaría integrar como parte de su programa de estudios? El enfoque tradicional es que los estudiantes se preparen para graduarse y en su último año van al centro de carrera y se inscriben para entrevistas de trabajo. Eso no va a ser tan exitoso a medida que la economía cambie, a medida que el empleo necesite cambiar y cómo las cosas serán dentro de 30 a 40 años.

O: ¿Qué consejo darías sobre la inclusión de la movilidad social en la educación superior?

F: La movilidad social en la educación superior no es un concepto reciente, pero en muchas universidades estadounidenses es un enfoque nuevo, y ese es el caso de la Universidad de Texas. Uno de los principales problemas que enfrenta Estados Unidos como país, y creo que muchos países alrededor del mundo también, es la desigualdad de ingresos.

Hay muchos debates políticos sobre cómo abordar esto, pero nadie debate la proposición de que la educación es importante para brindar oportunidades y abordar la desigualdad de ingresos a través de la movilidad social. Hemos tenido tantas historias de graduados en las que la clave del éxito fue un título de la Universidad de Texas y no solo ese título, sino lo que aprendieron. Realmente, por primera vez como universidad, nos enfocamos en eso como una prioridad. Siempre ha sido un subproducto y ahora estamos pensando en eso como una prioridad de lo que hacemos y cómo identificamos a los estudiantes potenciales, cómo reclutarlos y luego cómo les damos una educación para que sean superiormente móviles.

O: ¿Cómo está motivando la Universidad de Texas en Austin a los maestros y estudiantes a investigar más?

F: Pensamos en nuestras dos misiones: nuestra misión de enseñanza y nuestra misión de investigación. Algunas universidades no piensan mucho en cómo se relacionan estas dos. Eso es algo en lo que hemos estado trabajando en UT Austin y lo hemos hecho durante mucho tiempo. La educación se ha mejorado gracias a la investigación que realizan los profesores y los estudiantes de posgrado.

La enseñanza motiva muchas preguntas de investigación en muchos campos. ¿Cómo podemos integrar eso más estrechamente? Porque hay un valor para obtener una educación y una educación de pregrado en una universidad de investigación. Así que hemos estado estudiando cómo acercar aún más a estos dos. Encaja en esta idea de que parte de la educación no es solo el aula o el laboratorio o solo el estudio. Sus experiencias reflejan lo que un estudiante hará en los siguientes 30, 40 años después de graduarse. Se trata de identificar problemas difíciles que pueden no tener una solución, pero hay que descubrir cómo tratarlos, y si se trata de un problema científico o económico o social o político, dar a los estudiantes esa información y experiencia como parte de su educación de pregrado.

O: ¿Cuál es el mayor beneficio del mentoring entre compañeros?

F: Muchos de nuestros estudiantes ingresan a la Universidad de Texas sin entender qué es una educación universitaria, cómo tener éxito y por qué. ¿Por qué sucede eso? Casi un cuarto de nuestros estudiantes son los primeros en ingresar a la universidad en sus familias. Si no aprueban un examen de química, no tienen un padre, un hermano, una tía, un tío o un primo que los guíe. ¿Cómo ayudamos a ese estudiante? Bueno, podría ayudarle un miembro de la facultad, pero la facultad tal vez no sabe cómo ayudar a este estudiante. Podemos pedirle a un miembro del personal profesional para que le brinde asesoría, sin embargo, muchos estudiantes prefieren recibir el consejo de un compañero; pueden obtener el apoyo de sus compañeros y es autorreforzante.

Si ayudas a un estudiante también te estás ayudando a ti mismo porque aprendes en ese proceso. Así que hemos descubierto que la mentoría entre pares no es el único método, pero es un método muy eficaz para que los estudiantes sientan que reciben el apoyo. Así saben que no son los únicos que pueden haber fallado un examen de química y que otros compañeros han fallado en un examen de química también, pero mejoraron en el siguiente. al final pasan la materia y lo hacen bien en los cursos que siguen. Pueden aprender a través de sus compañeros y no mediante un miembro del personal profesional o un miembro de la facultad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: