¿Qué pasaría si Venezuela deja de venderle petróleo a EE.UU.?

Lo analiza José Suárez Núñez para Petrofinanzas. Este es el reporte: Corte petrolero puede motivar un embargo. Venezuela vende 1,2 millones de barriles a EE.UU., y las refinerías de Citgo tendrían que comprarlo en el mercado mundial si hay un corte de suministros, lo que originaría demandas posteriores. Las fallas de suministros originarán demandas. Un embargo perturbaría importaciones superiores a más de 10 millardos de dólares anuales y dificultades en el abastecimiento doméstico.

En junio de este año, el Departamento de Energía de Estados Unidos contabilizó compras a Venezuela de 1.2 millones de barriles diarios de crudos y productos. Si se materializa el corte de suministro a EE.UU., incluirá los crudos que envía a las refinerías del sistema Citgo. No irán a la quiebra, pero tendrán mayores gastos operacionales, y las plantas de Lake Charles y Corpus Chisti tendrán que comprar más caros los 250.000 barriles diarios de crudos tipo Merey 16 en el mercado mundial, pero seguirán operando porque tiene personal muy experimentado.

Citgo tiene una deuda de 1.800 millones de dólares con bancos de Estados Unidos con un crédito rotativo y como garantía dieron las refinerías de Lake Charles y Corpus Christi. Esto se produjo después que el gobierno venezolano trasladó hacia bancos de Europa y Asia los gruesos volúmenes de dinero de las reservas de la Nación. Pdvsa ya vendió las refinerías asfalteras de Paulsboro y Savannah, pero tiene contratos atados a la venta, de más de 40.000 barriles diarios.

Hace casi dos años vendió la participación del 42% que tenía en la refinería de Lyondell-Citgo, y tiene un contrato de suministro de 240.000 barriles diarios. La refinería de Lemont, en Chicago, que registra los mejores dividendos compra directamente crudos canadienses. La venta de Citgo está planificada, la decisión política está tomada y sólo falta buscar el momento oportuno para ejecutarla para crear una crisis nacional en Estados Unidos, es la opinión que mentalizan los funcionarios gubernamentales y gestores privados que están en el negocio de la venta.A estas afirmaciones de funcionarios, corre paralelo el rumor, aunque pueda parecer inexplicable, de que ConocoPhillips podría ser un candidato para comprar el sistema Citgo. PDVSA Aún mantiene la sociedad con PDVSA en la refinería de Sweeney, donde tiene un contrato de suministro de 160.000 barriles diarios.

Conoco sigue el juicio de arbitraje contra PDVSA, por la expropiación en Ameriven, Petrozuata y el Campo de Coro-Coro. La sociedad con Hovensa, en Islas Vírgenes que involucra un suministro de 270.000 barriles diarios, ocasionaría otra controversia y demanda. Para los funcionarios duros no tiene sentido tener refinerías en Estados Unidos, cuando la intención es cortar el suministro de crudos y productos para venderlos en otros mercados. Unos consultados piensan que el Presidente Chávez no cortará el suministro de petróleo a Estados Unidos y otros estiman que lo hará en un momento oportuno y no está distante.

Los que estiman que el corte sucederá más temprano que tarde, dijeron que automáticamente reaccionará la maquinaria federal estadounidense con un embargo de Washington a las exportaciones hacia Venezuela, similar al que aplicaron a Cuba hace varias décadas y no ha sido levantado. Sin embargo el gobierno de Chávez podría utilizarlo electoralmente, y cualquier conflicto, escasez de alimentos podrían adjudicarlo al bloqueo, como ha hecho Castro durante cuatro décadas. Un suceso de tal magnitud puede ser utilizado, (el corte y el posterior embargo), con una escasez de miles de artículos y productos, que podrían enturbiar la política local en medio de un período electoral. Los crudos que se exportan a Estados Unidos son el 85% de los ingresos por exportaciones petroleras, y aunque dentro de una decisión triunfalista para golpear al imperio sería contraproducente, porque colocar esos crudos serían con fuertes descuentos. Estos crudos están adaptados a esas refinerías y los compradores aprovecharían esa circunstancia, para pedir descuentos. Los que auspician el corte, desconocen que operativamente es un problema. China no los compraría todos, los de Occidente no se pueden cargar con superbanqueros, (de 2 millones de barriles), ya que la barra de Maracaibo no permite buques de más de 500.000 barriles diarios. La mayoría son crudos de 17 Api, que no los procesan las refinerías europeas y japonesas.

Los crudos sintéticos de Ameriven y Sincor entrarían en Europa, pero los de Petrozuata y Cerro Negro son de baja calidad. Si Estados Unidos no vende las piezas de repuestos para los aviones, cómo reaccionaría si recortan los suministros de petróleo.

Fuente: www.portafolioxpress.com

A %d blogueros les gusta esto: