Según Veepee: Cuatro tendencias caracterizarán el e-commerce en 2021

Cómo prepararse ante la aceleración digital

Según Inforetail, durante casi dos décadas, el comercio electrónico ha crecido a doble dígito cada año atrayendo cada vez a más clientes, generando más pedidos y superando los 600.000 millones de euros de facturación en 2019 en Europa.

Según Veepee, “en el contexto actual, se prevé que este crecimiento del sector se acelere. El mundo se ha vuelto digital, por tanto, ya no es concebible que no se satisfagan las necesidades de los consumidores y que no tengan acceso a los productos en cualquier lugar y en cualquier momento”.

En este contexto, la compañía ha examinado de cerca la tecnología disponible, cada vez más innovadora, los nuevos comportamientos de los consumidores y los canales alternativos que marcarán el crecimiento de la venta online, concluyendo cuatro tendencias:

1. Un futuro sostenible y circular. En 2021, el comercio electrónico estará aún más marcado por preocupaciones éticas. La tendencia de los consumidores a comprar productos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente ha impulsado el recommerce y durante los próximos cinco años, se espera que el mercado mundial de recommerce crezca entre un 15% y un 20% anual.

En este sentido, un 25% de los consumidores online adquirió un producto de segunda mano en 2019 y un 70%, además, aseguró que estaba dispuestos a comprar más productos de segunda mano en el futuro, según el Institut Français de la Mode.

2. ‘Big data’, la fuerza motriz del ‘e-commerce’. El Big Data permite predicciones de demanda y optimizar la gestión de stock mediante el análisis de datos relacionados con las ventas, el comportamiento del consumidor y los hábitos de compra. Esto ofrece oportunidades tanto a las marcas como a los consumidores.

“Los datos son la clave para mejorar la experiencia del usuario, entender las necesidades del consumidor y aumentar la eficiencia operativa”, asegura el director general de Veepee en España, Albert Serrano.

3. Predicción, optimización y relevancia, mediante la Inteligencia Artificial (IA). La IA asume cada vez más el papel de un personal shopper capaz de ofrecer recomendaciones y consejos personalizados. Para las marcas, la IA podría permitir optimizar aún más la cadena de suministro en función de la demanda.

Analizar tendencias, productos, canales de venta, hábitos de los consumidores y el comportamiento de potenciales clientes mediante el uso de algoritmos permite identificar los mejores canales, el mejor momento y el mejor precio para vender un producto. Esto impulsa las ventas, aumenta las tasas de conversión y, por tanto, las ganancias.

la IA es una tendencia en crecimiento porque ofrece oportunidades en términos de previsibilidad, optimización y relevancia. Además, satisface la necesidad de hiperpersonalización tanto para los consumidores como para las marcas, mediante la implementación de algoritmos cada vez más eficientes. Según Veepee

4. La creatividad en el centro. La combinación del arte y la tecnología permite mejorar la experiencia de cliente mediante una estética más atractiva y creativa. Cada vez más plataformas buscan generar emoción en los consumidores y captar su atención con una experiencia cada vez más agradable.

Con información de Inforetail, 28/02/2021

Imagen de Preis_King en Pixabay

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: