Senado de EE.UU. da luz verde al plan Bush

Con 74 votos a favor y 25 en contra, los legisladores, entre ellos los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain, aprobaron el plan, cuando faltan 34 días para los comicios generales y la economía figura como tema dominante, reseñó la agencia Efe. A la propuesta original presentada por el presidente George W. Bush, los senadores le añadieron exenciones fiscales y otras medidas para hacerlo más atractivo, informó AP.

Se prevé que el proyecto de ley, con todas las modificaciones al texto rechazado el lunes en la Cámara de Representantes, sea llevado a votación en esa instancia legislativa la tarde de este viernes. Entre los senadores que dieron el “Sí” al proyecto, que supone la mayor intervención estatal en la empresa privada en varias décadas, figuraron Joe Biden, compañero de fórmula de Obama, y Hillary Clinton. El senador Edward Kennedy, enfermo de cáncer cerebral, no estuvo presente. Durante el debate, los senadores pintaron un panorama sombrío si se rechazaba el plan, en momentos en los que tanto los negocios como los consumidores afrontan restricciones de crédito.

En la Cámara de Representantes, sus líderes trabajaban a todo vapor para convencer a sus colegas de que aprueben la medida mañana, apenas días después de que los legisladores sorprendieron al mundo al rechazar una versión previa, lo que provocó el desplome de los mercados bursátiles globales. La medida no causó la misma indignación en el Senado, donde los candidatos presidenciales de ambos partidos -y senadores federales-, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama se presentaron en la Cámara Alta para emitir un voto afirmativo. En la votación final, 40 demócratas, 33 republicanos y el senador independiente Joe Lieberman votaron en favor del plan. Nueve demócratas, 15 republicanos y el senador independiente Bernie Sanders votaron negativamente. El paquete de rescate permitirá al Gobierno federal gastar miles de millones de dólares para adquirir certificados de garantía de hipotecas con problemas y otros activos devaluados en manos de instituciones financieras en crisis.

Si tiene éxito, dicen sus partidarios, ello permitiría que el crédito congelado comience a fluir nuevamente y se evite una recesión profunda. Mientras el Senado realizaba su votación, líderes de la Cámara de Representantes estaban a la caza de los 12 votos que necesitarían para revertir la votación del lunes por 228-205 en contra del proyecto. Estaban enfocándose especialmente en los 133 legisladores republicanos que votaron por el “No”. Su oposición parece estar disminuyendo luego que el Senado agregó 110.000 millones de dólares en reducciones fiscales a empresas y la clase media, más una cláusula para incrementar de 100.000 a 250.000 dólares el tope sobre seguros federales de depósito. Además, estaban elogiando una decisión que tomó el martes la Comisión de Valores y Cambio, la cual disminuye las restricciones en reglamentos que obligan a compañías a devaluar sus activos en sus estados financieros para que reflejen el precio que pueden obtener en el mercado.

Sin embargo, había preocupaciones de que las reducciones fiscales provocarían que algunos demócratas de tendencia conservadora que votaron el lunes en favor del plan de rescate lo abandonen debido a que inflaría el déficit federal. Al conocer la votación, el presidente Bush afirmó que la economía estadounidense “requiere” que la Cámara baja apruebe su plan de rescate financiero, como lo hizo el Senado. “El pueblo estadounidense espera -y nuestra economía lo requiere- que la Cámara de Representantes apruebe este buen texto esta semana y lo envíe a mi escritorio”, declaró el mandatario.

Fuente: www.portafoliosxpress.com

A %d blogueros les gusta esto: