Siguen destrozando El Guaraira Repano

Agustín Blanco Muñoz – Fotos: Danielita Barrolleta / 15 de mayo del 2013 – Alguien podría decir que en un expaís en pleno de proceso de destrozo no tendría que sorprender que el pulmón vegetal de la macro capital de esta ex república  haya sido agregado a la línea de la destrucción.

Ya con las quemas producidas en todos los períodos de sequía el cerro experimenta grandes alteraciones. En general no ha habido el suficiente empeño y dedicación para buscarle una solución a esta terrible problemática.

Bastaría con la instalación de una maquinaria que permitiera acopiar y distribuir de manera adecuada y oportuna el agua, que tiene sus fuentes en el propio cerro, y que se puede apreciar hasta en las peores sequías.

Pero la cuestión no queda en la falta de atención en la conservación del parque. Además se impone registrar las agresiones de otro tipo, siendo la más importante y profunda, la que se refiere a las llamadas podas que se producen en el área.

En otras oportunidades lo hemos denunciado. Las podas extremas e innecesarias son simplemente criminales. Adelantadas por enemigos del ambiente, depredadores, agentes de y para la destrucción de las plantas y de este modo incidir en la puesta en práctica de la peor calidad de la vida.

Pero el asunto depredación del espacio, reserva de oxígeno para los caraqueños, ahora se complica con la inscripción de otro agente depredador: Corpoelec. Esto quiere decir, que al lado de las podas nada planificadas ni cuidadas de Min Ambiente, se suma ahora el destrozo de los improvisados emisarios de la electricidad, que tienen  la misión de echar al suelo cualquier ser vivo verde que en su crecimiento se atreva a rozar un cable.

Este lunes 13/05/13  piquetes de Corpoelec se presentaron en diferentes áreas del Ávila donde se encuentran torres eléctricas y dejaron sus alrededores rodeados de cadáveres. Eran varias cuadrillas de macheteros y macheteras sin ningún conocimiento ni práctica del oficio de la poda.

Esto quedó en evidencia cuando uno de los guarda bosques le preguntó a uno de los personajes que fungía de jefe por qué y para qué picaban las plantas y  dijo no saber pero que recibió la orden en Corpoelec de matar cualquier planta que estuviera cerca de los conductores de luz. Y es así, como una gran cantidad de plantas,  incluidas muchas cocuizas que no crecen más allá del metro y  veinte, fueron destrozadas.

¿Y hasta dónde llegará este expaís con tanta vocación de destrucción? ¿Se sumará en el corto plazo otro ministerio a esta patriótica tarea de destrucción? ¿Haremos del Guaraira Repano otro registro de la incapacidad, irresponsabilidad y desafuero de los destructores de turno? 

Twitter: @ablancomunoz / [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: