Un estudio demuestra que los antirretrovirales no impiden que el virus del VIH infecte células

El Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa ha demostrado en un estudio que los fármacos antirretrovirales que se prescriben para combatir el sida no impiden que el virus del VIH infecte células, aunque la carga viral sea indetectable. El trabajo podría explicar por qué, a pesar de que los pacientes permanecen en terapia durante muchos años, los fármacos no permiten curar la infección de manera definitiva.

La investigación se ha llevado a cabo con 69 pacientes de tres hospitales catalanes que estaban en terapia antirretroviral y a quienes no se les había detectado presencia de virus en sangre durante una media de cinco años. Para este trabajo, publicado en «Nature Medicine», a los pacientes se les intensificó el tratamiento antirretroviral mediante un nuevo medicamento denominado Raltegravir, que bloquea el ciclo de infección del virus cuando el ADN del VIH se integra en el ADN de la célula infectada.

Esta nueva medicación ha posibilitado aplicar por primera vez una sofisticada técnica de detección de VIH, que mide el ADN viral circular que se produce cuando el Raltegravir bloquea la integración ADN del virus en el humano, y que es más sensible que la que se llevaba a cabo de forma rutinaria.

El estudio también ha analizado el estado del sistema inmunitario de los pacientes, que está más activado que el de las personas sanas, y que se normaliza, pero no por completo, con el tratamiento antirretroviral. El trabajo ha evidenciado también que los fenómenos de infección se asocian con una mayor activación del sistema inmunitario y que la adición de este nuevo fármaco reduce de manera sensible estas alteraciones.

Se confirma la hipótesis de que el virus puede mantener ciertos niveles de replicación a pesar del tratamiento y que esta replicación puede ser bloqueada mediante estrategias de intensificación de la terapia, destacó el director de IrsiCaixa, Bonaventura Clotet. Se trata de un paso importante hacia la erradicación del VIH, subrayaron los investigadores.

La Fundación IrsiCaixa investiga si el raltegravir puede actuar contra los reservorios virales del VIH, que son los que hacen que cuando se suspende el tratamiento farmacológico se eleve la carga viral del paciente y en 21 días el virus vuelva a aparecer. Los reservorios virales son unos «depósitos» en los que se almacena el VIH y que impiden erradicar la infección y curar al paciente, aunque la carga viral en estos enfermos sea indetectable.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/salud/2010/03/15/191786.php

A %d blogueros les gusta esto: