23 % de inflación en septiembre.

La AN recién informó que la inflación del mes de septiembre que acaba de concluir ubicose en 23.5 %, por lo cual acumula para todo el año 3.326 %.

Tres consideraciones al respecto:
1) Si utilizamos la medición de la inflación del BCV para los meses enero-abril y para mayo-septiembre la estimada por la Asamblea, la inflación acumulada es de 4.841 %. La razón es que según el BCV los tres primeros meses del año su indice de precios resultó mayor que el registrado por la Asamblea Nacional. La autoridad monetaria no ha publicado su estimado de precios desde abril. En este caso la AN estaría subestimando el comportamiento alcista de los precios.

2) El INPC resulta claramente inferior respecto a como se comportó el año pasado. Si se mantiene para éste último trimestre la inflación mensual observada los últimos meses, podríamos tener una inflación para todo 2019 inferior a 10.000 %. Una total calamidad, pero muy por debajo de los 130.060 % según el BCV o, 1.698.000 %según la AN, habida en el 2018.
¿Que ha pasado?

3) De un lado, una caída brutal en el consumo, además, dicha caída producida sobre un nivel base muy crítico. Técnicamente la curva de Demanda Agregada se desplaza hacia la izquierda, e irremediablemente los precios bajan. Hace muchos años le otorgaron un nobel a un médico portugués, porque resolvió el grave problema de enfermos esquizofrénicos, sólo que para ello rebanaba parte de su masa cerebral. Los convertía en casi zombies. El remedio peor que la enfermedad. Buen símil para lo que sucede hoy en el Pais respecto al tema que consideramos.

Consumimos unas 1.500 kcal/pc/día. Debemos consumir, mínimo 2.300. E ingerimos unos 20 gr/pc/día de proteínas. Debemos consumir, mínimo 70 gramos por persona. A los actuales niveles de consumo proteico tendremos unas generaciones futuras fofas. Incapaces de construir una sociedad medianamente viable. Un solo ejemplo: de 80 kgs por persona de carnes de todos los tipos que se deben consumir por año, este 2019 consumiremos unos 15 kg/pc/año. El déficit es de 82 %.

De otro lado, pero muy relacionado con lo anterior, el gobierno ha reducido respecto a 2018 el crecimiento de la Liquidez Monetaria. Es así como este año ha aumentado 20 % mensual, siendo que esta crucial variable monetaria aumentó 71% mensual el año pasado. Claro, para ello anuló la capacidad de intermediación financiera del Sistema Financiero, poniéndolo en riesgo de una crisis sistemática y, ha comprimido a tal nivel el poder de compra de los salarios, sobre todo del funcionariado público, que hoy día el mismo se ubica entre los más bajo del planeta tierra.

Entonces, si, ha bajado la inflación. Todavía está a valores que hacen inviable cualquier proyecto de País; pero ha disminuido, claro a un costo humano y económico insostenible. Se eligió el peor camino. El peor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: