4 nuevos tigres asiáticos en el mundo empresarial

Existe un etapa de la vida, en la que nos toca salir al mercado laboral encontrándonos con un mundo muchas veces hostil, en donde nuestros deseos de trabajar no son el único requisito para alcanzar ese anhelado éxito, haciéndose muy fácil el llegar a sentirse fracasado.

Ese mismo ejemplo puede aplicarse a las economías del mundo, pues no todos los países pisan tan fuerte como Estados Unidos, China o Rusia, sin embargo, no significa que no queden varias porciones del pastel global para las economías más pequeñas.

No todos los países del globo cuentan con los mismos recursos naturales, ni centran sus economías en las mismas áreas, pues por lo general cada uno apunta al sector en donde tienen mayores potencialidades, además de que desarrollan su propia visión de negocios.

Para comprender el rol que juegan las economías emergentes del mundo, es muy importante dar una mira al Asia, para explorar la exitosa experiencia vivida por cuatro países que luego de haber tocado fondo durante muchos años, hoy son los líderes del crecimiento en la región.

Los viejos tigres

El apodo de «tigres asiáticos» había sido atribuido inicialmente a una primera tanda de países de ese continente, que entre los años 1960 y 1990 experimentaron un importante proceso de crecimiento económico, ellos son: Corea del Sur, Singapur, Hong Kong y Taiwán.

Estas naciones constituyeron la primera oleada registrando un boom económico durante el inicio del siglo XXI, alcanzando un récord de exportaciones y un acelerado crecimiento de su Producto Interno Bruto (PBI).

Y aunque estas economías siguen siendo muy prosperas, ya han salido de la categoría de «milagros económicos» y han abierto paso para que una segunda tanda de países inicie su apogeo económico.

Nace una nueva manada de tigres

Una característica importante de los llamados nuevos tigres del Asía, es que han pasado de un sistema socialista a economías de libre mercado, tal es el caso de Vietnam, Laos y Camboya. Esto les ha permitido abrirse al mundo e insertarse en la globalización en materia de exportaciones y de inversiones.

El caso de Myanmar, es tal vez el que ha experimento el cambio más radical en su modelo de gobierno, pues hace muy pocos años salió de una dictadura militar que imperó durante medio siglo y pasar de aquel régimen a una economía liberal amerita cambiar todas las reglas del juego.

Claro que no todo es perfecto en esas economías emergentes, pues los cuatro tigres siguen siendo poseedores de considerables niveles de atraso, en un contexto de subdesarrollo. Siendo su gran debilidad los bajos salarios que son pagados a la clase trabajadora.

El repunte en los índices económicos de estas nuevas potencias del sudeste asiático, no son algo casual, pues han puesto en práctica las siguientes cuatro (4) estrategias:

1.  Durante los últimos 5 años, esta nueva manada de tigres orientales han experimentado giros políticos radicales, reforzados por la puesta en práctica de reformas sustanciales y de fondo.

2. Después de varias décadas de hermetismo, han pasado a un modelo totalmente distinto, el cual se sostiene en mercados abiertos, con mecanismos dedicados en atraer inversiones privadas.

3. Las cuatro naciones experimentan el fuerte desembarco cuantitativo y cualitativo de grandes empresas multinacionales.

4. Han tomado como ejemplo al gigante del continente, China, intentando imitar su receta de ascenso vertiginoso. Lo cual les ha servido bastante bien, ya que muestran un ritmo de crecimiento sostenido, principalmente en cuanto a la exportación de manufacturas.

Crecimiento en números

1. Vietnam: Tiene un crecimiento anual del 6,6% de su PBI, lo que se traduce en 178.281 millones de euros.

Sus exportaciones han superado los 180.000 millones y por si fuera poco, el aumento de las exportaciones es de casi veinte puntos; es decir, 18,6%.

2. Myanmar: Su PBI actual ha crecido en un 7%, con más de USD 60.000 millones de dólares equivalente a 55.252 millones de euros, esto gracias a sus exportaciones de manufacturas por un importe de USD 12.400 millones y un incremento del 12,8% en materia de exportaciones.

3. Camboya: Su crecimiento de PIB es más modesto, equivalente a los 16.575 millones de euros, sin embargo muestra un crecimiento imparable del mismo, a una tasa del 7,2%.

4. Laos: Cuenta con un PBI de poco más de 11.000 millones de euros y un crecimiento anual es del 7%. Registra exportaciones por más de USD 3.810 millones o 3.508 millones de euros y muestra un aumento sostenido del 14,8% en esta materia.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: