Mientras el Gobierno se ufana en decir que la tasa de desempleo es solamente de 6,7%, nadie en su sano juicio puede considerar esa cifra como positiva. Tener trabajo mal remunerado y de mala calidad no es aliciente para ninguna persona, mientras no le permita  cubrir las necesidades de su familia. Y ni se diga, de aspirar a un vehículo o una vivienda.

Roberto Briceño León, presidente del Observatorio Venezolano de Violencia, afirmó que en Venezuela aumentó el número de personas consideradas en estado de pobreza a un 76%, y dentro de ese grupo son más propensos los profesores universitarios, ya que su salario no sobrepasa los Bs 36 mil, lo que no cubre la cesta básica familiar.

Según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (CENDAS-FVM), para octubre se ubicó en Bs 110.116,47, mostrando un aumento de  Bs 12.824,61, es decir,  13,2%, con respecto al mes de septiembre.

Roberto Briceño León consideró lamentable la situación y explicó que se asevere para cerrar el año y para 2016, ya que de momento se registra una inflación de 170% en los alimentos, pero algunos especialistas la clasifican en 200%, factor que incide en el estado de pobreza. 

"Para 2016 se espera que la situación empeore, ya que  las regulaciones sólo han creado y seguirán creando incentivos para que hayan mercado paralelos y se quiebre la producción nacional, haya mayor escasez y aumente el estado de pobreza de la población”.

.Con información de Aura Cumare

 acumare @dinero.com.v