El content marketing, ese “hype” (con ganas de perdurar en el tiempo) que tiene enamoradísimos a la mayor parte de los marketeros, no es una disciplina fácil ni mucho menos.

Para hincar el diente (y sacar todo el jugo) al marketing de contenidos, los marketeros deber ser dueños de los atributos que desgrana a continuación la bitácora Marketing Solutions Blog de LinkedIn:

Paciencia

El content marketing no es un sprint, es más un maratón sin línea de meta. En esta disciplina el éxito no acontece de la noche a la mañana, necesita tiempo, mucho tiempo, para “macerar” y por eso la paciencia es una virtud imprescindible para tomar la medida (y en último término triunfar) con el marketing de contenidos.

2. Excelentes habilidades de escucha

El marketing de contenidos (el que es bueno de verdad ) no consiste en hacer lo que a nuestra marca le apetece. Es sobre todo y ante todo “cocinar” contenido que satisfaga las papilas gustativas del consumidor. Y para satisfacer adecuadamente al consumidor hay que tomarse la molestia de conocerlo y, cómo no, de escucharlo.

3. Curiosidad

Un “content marketer” con ánimo de convertirse en maestro en lo suyo está obligado (sí o sí) a ser curioso, a estar aprendiendo permanentemente cosas nuevas y a probar cosas diferentes. A quien se duerme en los laureles en el content marketing le espera (inevitablemente) una muerte segura.

4. Humildad

En el marketing de contenidos hay poco o nulo espacio para el ego. Quienes practican esta disciplina deben ser humildes, estar dispuestos a poner al cliente en primer lugar (antes que a la propia marca) y estar abiertos a la interacción (generosa) con los demás.

5. Confianza

La humildad no está reñida con la confianza. Para prosperar en el universo del content marketing debemos tener confianza en nuestras habilidades. Será esa confianza la que impida después de los fracasos, que los tendremos, nos coman literalmente vivos. En el marketing de contenidos los obstáculos están a la orden del día y no hay que amilanarnos jamás ante ellos.

6. Disciplina

Mantener la calidad y la consistencia necesarias es vital para triunfar en el marketing de contenidos. Es por esta razón que la disciplina es absolutamente clave en el content marketing. Crear y promover contenidos es de alguna manera como ir al gimnasio: hay que “sudar” y ser fiel a nuestras rutinas para ver resultados.

7. Sinceridad

La autenticidad es esencial para subir a los altares del content marketing. Y ser auténtico implica no copiar a otras marcas (para intentar ser un clon de ellas) y no subirse al tren de todas y cada una de las tendencias que salen a nuestro encuentro.