BCV acumula pérdidas por 305 millardos

Texto:
Tomado de Diario “El Universal”/Víctor Salmerón

El balance del Banco Central de Venezuela registra pérdidas acumuladas en los primeros cuatro meses del año por el orden de 305 mil 091 millones de bolívares.
La principal causa de este desempeño adverso es el costo en el que incurre el BCV para evitar que la inflación se salga de control y la entrega de 10 mil millones de dólares de las reservas internacionales a la administración Chávez.

En Venezuela la mitad del ingreso proviene de la venta de barriles de petróleo, así que el Gobierno recibe dólares que tiene que cambiar a bolívares en el Banco Central. Una vez obtiene los recursos en moneda nacional, comienza a gastar a través de las misiones, pago de nómina, obras de infraestructura y demás proyectos públicos.

El resultado es que una enorme masa de bolívares entra en la economía cada mes. Si todos estos recursos se dirigen a la compra de productos que, como es el caso, no son suficientes para satisfacer la demanda, los precios comienzan a escalar, por lo que el Central le ofrece a los bancos privados intereses de 9,25% y 10% por depósitos de 14 y 28 días, a fin de disminuir la cantidad de dinero en circulación.

Las cifras oficiales indican que el BCV tiene represados en depósitos 36,1 billones de bolívares. Cada vez que se vencen los depósitos, hay que renovarlos para evitar que crezca el dinero en circulación, pero por una cantidad superior, que incluye el principal más los intereses vencidos, con lo que se ha creado una bola de nieve que impacta al Central y genera pérdidas.

Al costo en que incurre por controlar la cantidad de dinero en la economía, se une que el directorio del Central accedió a entregar 10 mil millones de dólares de las reservas internacionales que anteriormente le reportaban intereses.

Analistas coinciden en que las pérdidas del Banco Central son una mala noticia porque a medida que crezcan se hará más difícil absorber el exceso de dinero y evitar que los precios se salgan de control, mientras que la entrega de reservas internacionales erosiona el respaldo de la moneda.

Si bien el patrimonio del instituto desciende desde 12,2 billones en marzo a 9,3 billones en abril, aún las autoridades del BCV no reflejan en su justa medida el impacto que tiene en esta cuenta la entrega de reservas al Ejecutivo.

Gracias a que la Superintendencia de Bancos autorizó al directorio del BCV a ir reflejando a cuentagotas la merma que produce el traspaso de las reservas internacionales en el patrimonio, este indicador no se ha teñido de rojo.

Inmerso en un año electoral el Ejecutivo ha catapultado el gasto, lo que apunta a que el dinero represado en el Banco Central seguirá en aumento y, por ende, el gasto en pago de intereses a las instituciones financieras privadas se hará aun más elevado.

A comienzos de año el Banco Central bajó sus tasas, para disminuir el pago de intereses, pero la medida no logró evitar las pérdidas.

A %d blogueros les gusta esto: