El Banco Central de Venezuela prepara la puesta en circulación de dos nuevos billetes con más alta denominación en función de adaptar el cono monetario venezolano a las necesidades que impone la coyuntura económica que atraviesa el país, según publicaEl Mundo en la portada de su edición impresa del lunes 22 de febrero.

La publicación destaca que fuentes vinculadas a autoridades monetarias venezolanas señalan que los próximos billetes que entrarán en circulación serán los de Bs. 500 y Bs. 1.000, para permitir una mayor comodidad de las transacciones que se realizan en efectivo.

Por otra parte, el ente emisor evalúa avanzar hacia la supresión paulatina de los billetes de más baja denominación, ya que no tienen un uso práctico dentro de las operaciones que regularmente se realizan y al contrario, terminan complicando las transacciones.

La idea que se plantea el BCV es redireccionar los recursos, esfuerzos de impresión y distribución de los billetes de Bs. 2 y Bs. 5 hacia los de más alta denominación y así darle mayor fluidez a las operaciones que se llevan a cabo entre los agentes económicos del mercado.

La decisión de emitir billetes de mayor denominación estaría íntimamente ligada a la evolución del Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc) el cual registró un aumento significativo durante 2015.

Sin embargo, la aceleración de los precios no es un fenómeno que sea exclusivo del año pasado ya que la economía venezolana viene sufriendo de una fuerte presión de la inflación desde hace tiempo, colocándose siempre muy por encima de los promedios que registra este indicador en la región.

Al mirar las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela en los últimos cuatro años vemos una tendencia sostenida al alza con una aceleración importante durante 2015.

El año 2013 cerró con una inflación de 56,2% que fue más del doble que la registrada en 2012 cuando se ubicó en 20,1%.

Para el año 2014 este indicador se ubicó en 68,5%. Las más recientes cifras publicadas por el instituto emisor indican que los precios durante el año pasado crecieron 180,9%, siendo este el nivel histórico más alto de este indicador, superando de lejos al 103% registrado en 1996.

Elmundoeconomiaynegocios.com