Calidad Y Productividad En Acción: El Factor Humano En Calidad Y Productividad

“Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él”.
Paulo Coelho

CONSIDERACIONES A SER TOMADAS EN CUENTA, RELEVANCIA.

Al respecto de la importancia de no descuidar al factor humano, Javier Salinas nos señala, que en un mundo tan competitivo y tan cambiante como el que vivimos en la actualidad, ya no es sinónimo de éxito el tener las mejores estrategias publicitarias, financieras, etc., ahora lo que más diferencia a una compañía de otra, es la calidad de su gente, especialmente aquella que tiene ideas brillantes, que trabaja con mucho entusiasmo, luchando porque los objetivos de la organización se cumplan en su totalidad y de la manera más eficaz y eficiente.

Tampoco, no se debe descuidar qué son las políticas de la dirección, el estilo de liderazgo del gerente, o los modos de comunicación en el interior de la empresa los que los constituyen, en particular, los componentes del clima. Hoy más que nunca se necesita:
• Comprender y saber manejar las herramientas necesarias para un cambio planificado, hacia la orientación del comportamiento del factor humano en la organización, de acuerdo con las exigencias del presente en un entorno cambiante y cada vez más exigente,
• Se debe diseñar e implantar estrategias de cambio dentro de sus contextos organizacionales, a fin de, esta manera; mejorar la productividad y la excelencia de la persona, en el proceso de desarrollo gerencial y poder formar y contribuir con excelencia en el desarrollo del país.
• Comprender y valorar la importancia de las habilidades gerenciales, para el éxito de la organización.
• Entender la integración de los individuos en el ámbito organizacional, en una relación sistémica y de sinergia en la búsqueda de los objetivos de la organización a través de la excelencia.

Por otra parte sugerimos tomar en cuenta, el que la gerencia debe estar vigilante, tal como lo comenta Vicente Subirana, en pro de la productividad idónea para la organización; el que se considere la evolución histórica de los conceptos como Condiciones de Trabajo y Calidad de Vida, que han desempeñado un rol determinante en el comportamiento de los trabajadores, influenciado en cada momento en las concepciones de trabajo y salud, ayudando a siempre lograr una buena productividad e identificación del trabajador con sus funciones en la empresa donde labora.

Téngase presente, que el término “Condiciones de Trabajo”, es entendido como el conjunto de variables que determinan la realización de una tarea, su productividad y pueden afectar a la salud de los que la ejecutan llegándose por dos caminos distintos. Por un lado, la aplicación de técnicas preventivas de accidentes y enfermedades laborales: seguridad, higiene industrial y medicina del trabajo, que ha llevado a los profesionales de la prevención a pensar en la salud como algo positivo y mejorable. Por otro lado, está la ergonomía, que nace como una forma de adecuar hombres y máquinas para aumentar la calidad y la cantidad de los bienes y servicios producidos, descubre la idea de confort “para producir bienes y servicios de calidad se requieren hombres de calidad”.

Definitivamente, la gerencia venezolana debe identificarse plenamente con su recurso humano, hacer que el personal se sienta identificado con la empresa, realmente motivado a fin de ser eficaces, productivos, no olvidando, que la motivación del personal se constituye en uno de los factores de especial importancia para el logro de los objetivos empresariales y facilita el desarrollo del trabajador.

Es necesario por tanto, reflexionar, sorprenderse, de qué manera estamos motivando al personal, cómo lo invitamos a ser productivos, a usar su talento, habilidades y destrezas a fin de optimizar la productividad y calidad de las funciones. De aquí, que consideramos importante lo que nos señala, Walter Arana, que el conocer los móviles de la motivación, es tan complejo como compleja es la naturaleza humana. Si analizamos los motivos por los cuales una persona trabaja o aporta su esfuerzo a una organización, encontraremos que existen muchos factores, desde querer tener dinero que le permita, por lo menos, cubrir sus necesidades básicas, hasta aspiraciones superiores como la autorrealización.

Para acercarnos a la comprensión de la motivación, se debe tener en consideración el aspecto socio-cultural de la sociedad donde se desenvuelve el trabajador y, por otro lado, la individualidad de éste. Sucede que lo que una persona considera recompensa importante, otra persona podría considerarlo como inútil. Pues, las personas difieren enormemente en el concepto y la forma de percibir las oportunidades de tener éxito en el trabajo.

La gerencia debe tener presente, que uno de los problemas que afrontan los programas o actividades motivacionales, es que generalmente se obvia algo fundamental: Conocer o identificar aquellos factores que realmente motivan a la persona de manera individual y colectivamente.

No cabe la menor duda, que la gerencia debe compenetrarse más en comprender las necesidades, estímulos reales, que motivan al trabajador a ser productivo, manejar y mejorar sus interrelaciones humanas, el saber escucharlos, preocuparse porque su potencial se esté usando adecuadamente sin presión, ni que les origine estrés, frustración; hacerlos partícipe de la importancia de su rol, desempeño dentro de la organización, concretamente, tomarlos más en cuenta.

Por último, consideramos importante reflexionar y considerar lo que Walter Arana nos lega sobre el factor humano, de que en una economía global, para administrar adecuadamente a los trabajadores, los gerentes necesitan comprender las diferencias culturales y ajustar a ellas sus organizaciones y su estilo de administración. Es importante comprender las características comunes de la gente dentro de un país dado, si se desea tener éxito en el desempeño gerencial.

No olvidemos, que algunas de nuestras conductas son totalmente aprendidas. Precisamente, la sociedad va moldeando en parte la personalidad. Nacemos con un bagaje instintivo, con un equipo orgánico; pero la cultura va moldeando nuestro comportamiento y creando nuestras necesidades sociales.

Definitivamente, están dadas las oportunidades para rescatar, en el presente, al factor humano de su organización y hacerlo productivo, que garantice calidad. De usted dependerá; simplemente, no lo descuide.

A %d blogueros les gusta esto: