Cardenal Urosa Savino: Una Bendición para los Venezolanos

Desde su llegada a Valencia en 1990, el Cardenal Jorge Urosa Savino, le abrió su corazón a la ciudad, y Valencia le abrió, en correspondencia, también su corazón.

El recién nombrado Cardenal describe a Valencia, como: “La ciudad principal de Carabobo y de La Arquidiócesis, la sede catedralicia, la de azules y brumas, la del Lago y el cerro del Café, la de la Guacamaya y el Cabriales; La industrial y universitaria, la efímera Capital, aquella donde nació Venezuela”.

Ha sido habitual oír al Cardenal pronunciar sus Homilías, por tal hecho, se comenzó la entrevista con la siguiente pregunta: ¿De donde surgió la idea de compilar en un libro las Homilías Oficiales?, en palabras especificas respondió:
“Simplemente expresan un sentir y una preocupación, teniendo como objetivo el motivar la acción. Pero las Homilías llegan a un grupo muy reducido de personas en cambio el libro llega a muchísimas personas. El interés, mío, sobre todo, es que lleguen a los dirigentes de Valencia, de Carabobo, que se entusiasmen que cumplan con su gran responsabilidad de hacer progresar a Valencia ’.

Para Monseñor, el mensaje principal del libro es que todos nosotros, los ciudadanos, especialmente los católicos y con mayor responsabilidad los dirigentes, los líderes políticos, las autoridades tenemos que trabajar duro con planificación, con entusiasmo para hacer que Valencia sea una ciudad moderna, razonable, apacible, fraterna donde haya grandes servicios, donde no exista aglomeración y dispongamos de vialidad. Verdaderamente una ciudad en la cual todos los ciudadanos se sientan contentos y puedan participar en la construcción de un mundo mejor.

Esta nueva experiencia, le ha traído muchas satisfacciones, comenta Monseñor, pero la más importante y la más grata es la de poder llegar a tantas personas llevando un mensaje de compromiso cívico y cristiano.

Un personaje de la envergadura del Cardenal Urosa Savino, no puede pasar inadvertido ante las consultas de temas de actualidad, al preguntarle sobre que hay quienes aseguran que la Iglesia decidió participar en el comité de postulaciones al Consejo Nacional Electoral (CNE), expresó que la conferencia episcopal por los momentos, no le ha expresado que decidieran presentar un candidato para dicho comité.

“Se estudiará y decidirá muy pronto’”, aseguró. Pero piensa que lo importante es que contemos por parte de todos los sectores con un acuerdo y una voluntad política especialmente del lado oficialista, ya que es el que tiene el poder en la mano para que se establezcan las condiciones necesarias para que la gente asista a votar.

Analizando la relación iglesia-gobierno, el Cardenal resaltó para finalizar, que existe una relación de respeto mutuo en la cual la iglesia mantiene su independencia, su autonomía crítica y por supuesto su espíritu de servicio a los grandes objetivos del pueblo de Venezuela para construir una Venezuela en libertad, paz y prosperidad.

A %d blogueros les gusta esto: