Cavidea dice, que devaluación eleva costos de alimentos en 65%

El Universal, lunes 10 de enero 2011. La decisión del Gobierno de unificar el valor del tipo de cambio, a juicio de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), implica un encarecimiento de las importaciones de materias primas e insumos claves para el procesamiento y producción de alimentos en Venezuela en un 65,38%, según señala un comunicado emitido por la cámara.

El Gobierno Nacional decretó que a partir del primero de enero que las importaciones que se realizaban a un tipo de cambio de 2,60 bolívares por dólar se realizarán a 4,30 bolívares por dólar, lo que impactará los precios de los alimentos.

«Algunas de las materias primas cuyas importaciones se encarecerán son las siguientes: trigo, aceites vegetales, pasta de tomate, avena, saborizantes, emulsificantes, complejos vitamínicos, leche, azúcar, pulpas de algunas frutas, atún, maíz blanco».

El comunicado aclara que se incluyen entre los productos impactados por la devaluación la mayor parte de las resinas (polipropileno, polietileno, poliestireno, pigmentos, tintas, entre otras) utilizadas para la elaboración de los empaques que contienen a los alimentos procesados, así como los repuestos y maquinarias que utiliza la Industria de Alimentos, se importarán a partir de este año al nuevo tipo de cambio de 4,30 bolívares por dólar.

Cavidea alerta que el peso del costo directo de las materias primas, materiales de empaque y repuestos para la industria de Alimentos representa desde un 40% hasta el 70% del precio de venta al comercio detallista dependiendo del rubro, por lo que el nuevo precio de las importaciones impactará directamente y en diferentes proporciones en los costos de producción de los alimentos en Venezuela.

«Ante esta situación, y en aras de la sostenibilidad de la producción de alimentos en Venezuela, requerimos que el Gobierno Nacional revise, con la urgencia del caso, los precios de los productos que se encuentran bajo su control, con el fin de tomar en cuenta la nueva realidad de costos de producción de los alimentos en Venezuela, ante la necesidad no sólo de mantener los actuales niveles de producción, sino también de incrementarlos».

Por otra parte, la Industria de Alimentos, durante los últimos meses del año pasado, realizó una serie de importaciones que tienen como fin permitir la reposición sectorial de inventarios, luego de una temporada de alto consumo como la decembrina. Dichas importaciones fueron aprobadas durante el 2010 a un dólar de 2,60 bolívares por dólar, por lo que, en consecuencia, «esperamos que ese sea el tipo de cambio que rija para esas importaciones, de manera de evitar que la estructura de costos de la producción de alimentos se afecte, incluso de manera retroactiva». 

http://www.analitica.com/va/economia/opinion/6936787.asp

A %d blogueros les gusta esto: