Chile, la economía más sostenible

Redacción. Chile es el país más sostenible y ético de América Latina, según un estudio de más de 50 indicadores económicos, sociales, de corrupción, de gobierno corporativo/legal, políticos y ambientales que compara a ocho grandes países latinoamericanos. Argentina se coloca en segundo lugar, por delante de las mayores economías, México y Brasil, en la clasificación anual de países latinoamericanos compilada por la firma de calificación de sustentabilidad Management & Excellence (M&E), de Madrid, en cooperación con LatinFinance, la importante revista mensual.

Chile se destacó en la mayor parte de las categorías, como ser el primero en iniciar serias reformas de gobierno corporativo, comenzadas en el 2000. Su expectativa de vida de 77 años es la más alta, y la percepción de la pobreza y el delito es la más baja. La debilidad de Chile está en las elevadas emisiones de CO2 y SO2, que se deben parcialmente al gran número de personas que viven en Santiago (4.4 millones de 15.6 millones).

A pesar de sus débiles cifras económicas, Argentina está a la cabeza en educación. Según la UNESCO, los argentinos terminan un promedio de 8.8 de 9 años de enseñanza obligatoria, una de las mayores cuotas a nivel mundial.

México es el ganador en economía, al beneficiarse del comercio con los Estados Unidos, que se incrementó en más del 175 por ciento, desde la implementación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica hace doce años, en 1994. Políticamente, México gana puntos por su sistema democrático, pero la corrupción se sigue considerando muy elevada.

Venezuela es el segundo peor en gobierno corporativo, al cumplir con sólo 3 de 7 criterios de la OCDE. Sin embargo, su excedente de cuenta corriente es el mayor, debido a la exportación de petróleo. Aunque ocupa el tercer lugar en PIB per cápita, curiosamente es el tercero peor en personas viviendo bajo el nivel de pobreza (47%).

A pesar de tener quizá el más alto nivel en gobierno corporativo en el sector privado, Brasil padece débiles estadísticas sociales y de corrupción. Brasil es el segundo peor en seguridad, su tasa de desempleo está entre las más altas y tiene el segundo número más alto de presos (169 por cada 1.000 habitantes). El desempeño de Brasil en la educación es el segundo peor.

Colombia ocupa el mejor lugar por sus esfuerzos en combatir la corrupción, aunque ese fenómeno mantiene un nivel alto. La inversión en la educación aumentó espectacularmente, para llegar al 5.2 por ciento del PIB.

Ecuador prácticamente no tiene serias reformas de gobierno corporativo (no tiene bolsa de valores), tiene el Producto Interno Bruto más bajo, una inflación alta y escasa libertad económica.

Las prisiones de Perú (al 137.8 por ciento de su capacidad), están hacinadas.
Los índices de SIDA y de mortalidad infantil de este país (38.2 por ciento) son los más elevados.

(Tomado de www.elalmanaque.com)

A %d blogueros les gusta esto: