Chile prevé crecer un 6% y crear 800.000 empleos en cuatro años

El subsecretario de Hacienda del país, Rodrigo Álvarez Zenteno, asegura que el Gobierno pretende acabar con la indigencia en 2014 y tener el estatus de país desarrollado en 2018.

Aquí estuvo España. Así reza la inscripción grabada en un pequeño peñón situado en la Región de Magallanes, una de las zonas más meridionales de Chile, que Rodrigo Álvarez Zenteno representó durante sus años como diputado del país andino.

El político, que actualmente ocupa el cargo de subsecretario de Hacienda en el Gobierno de Sebastián Piñera, recuperó la anécdota ante un nutrido grupo de empresarios españoles. “Esa inscripción sigue muy vigente, porque en Chile sigue estando y estará España”. Zenteno, de orígenes asturianos, radiografió la salud económica de su nación, durante la conferencia Chile rumbo al desarrollo: proyección de la economía chilena para 2011, celebrada en el IE Business School y organizada por Iberoamérica Empresarial y EXPANSIÓN.

En el acto también participaron Sergio Romero Pizarro, embajador de Chile en España, y Antonio Montes, director de Desarrollo Internacional de la escuela de negocios. El subsecretario chileno de Hacienda dibujó en todo momento un panorama optimista de las finanzas nacionales, basado en datos recientes: el tercer trimestre de 2010 registró una tasa de crecimiento del PIB del 7%, la más alta en cinco años. Asimismo, el pasado mes de septiembre obtuvo un aumento de la riqueza del 6,7%, el mejor resultado de dicho mes desde 2004.

Por todo esto, 2010 será “un año para recordar”, según afirmó Zenteno en su ponencia, patrocinada por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y Endesa, y con la colaboración de PromoMadrid. Estas circunstancias, más el notable aumento del desempleo y el crecimiento de la inversión extranjera (con España en segundo lugar, tras EEUU), han llevado al Ejecutivo de Piñera, a trazar las siguientes metas para los próximos años: un aumento del 6% anual del PIB durante el período 2010-2013; la creación de 200.000 empleos de media al año entre 2010 y 2014; aumentar la inversión en capital fijo desde el 21% del PIB logrado en 2009 al 28% en 2014; acabar con la indigencia en los próximos cuatro años y sentar las bases para que Chile sea un país desarrollado en 2018.

Confianza A estas previsiones contribuyen las buenas marcas conseguidas en el último año por el Índice de Percepción de la Economía, (que mide la confianza de los consumidores) y el Índice Mensual de Confianza Empresarial: tras diversos altibajos, el primero aumentó diez puntos respecto a octubre de 2009, mientras que el segundo escaló de los 43 puntos de dicho mes, hasta los 60 registrados un año más tarde. Zenteno pretende “recuperar” para 2011 la tasa media de crecimiento del 7,6% comprendida en Chile entre 1986 y 1997, a la que siguió un período de menor bonanza: entre 1998 y 2009, el dato fue del 3,3%. El político andino afirmó, en su exposición que el presupuesto para el próximo año es, “el más alto de la Historia del país”. Con todo, Rodríguez Zenteno admitió que aún existen ciertos problemas para el avance económico, sobre todo “el tipo de cambio y la volatilidad” del peso chileno, que “son algunas de las cosas que más preocupan a las autoridades”. Para reparar estas deficiencias, el Gobierno maneja un plan basado en tres puntos: disminuir el gasto público, hacer un uso “moderado” de los fondos financieros en el extranjero, e internacionalizar la moneda nacional, como alternativa al dólar, “tal como ya están haciendo algunas compañías chilenas”, subrayó el ponente.

http://www.expansion.com/2010/12/05/economia/1291586618.html

A %d blogueros les gusta esto: