Chuao en la ruta del cacao

Chuao tierra de celebracion, de pesca, de tambores… en las costas de Aragua hay una tierra de tradiciones, tierra de cacao. Así es Chuao una hacienda comunitaria con ríos o un cultivo rodeado de pueblo, de mujeres en la hacienda y de hombres en la pesca. si hay un pueblo en el que el cultivo de cacao ha desbordado la tierra para convertirse en la escencia de la vida, ese es Chuao. ubicado en la costa del Edo. Aragua, este valle representa un pueblo de costumbres y tradiciones milenarias signadas, en gran parte, por su aislamiento. Después de atravesar el Parque Nacional Henri Pittier las carreteras se terminan.
Es Puerto Colombia la última estación del viaje: el terminal desde el cual, el mar Caribe se transforma en el único canal de comunicación con Chuao. Después de llegar a Puerto Colombia, se toma una lancha que los conducirá al valle de Chuao. Veinte minutos de recorrido y luego al llegar al muelle, subir al autobús o camión, que los lleva al pueblo (10 minutos). ya en el pueblo, encontraran varias posadas donde se pueden hospedar… la terraza de Carmen Victoria, mejor conocida como la terraza del “Morocho”, ofrece cómodas habitaciones, con desayuno, cena, aire acondicionado y TV por cable; además, el morocho los llevara a la cascada «el duro» o chorrerón», una impresionante cascada de más de 60 metros de altura, que es el regalo de la naturaleza, después de 2 horas de camino a través de la montaña y 23 pases de rió.
El río Chuao se alimenta de tres ríos: rio del medio, el duro y tamaica. El morocho, también los llevará a tomar un exquisito chocolate, comer unos deliciosos besitos de coco y a conocer parte de la cultura de ese maravilloso pueblo que cautiva, por su permanencia en el tiempo… en Chuao, los años nunca pasaron, esta localidad se quedó intacta en la historia.
Impuestos de mascaras negras con adornos rojos y blancos, los diablos danzantes de Chuao, encabezados por el primer y segundo capitán y la sayona, recorren las calles del pueblo para pasar por la cruz del perdón, la sociedad de corpus y la entrada del pueblo hasta caer rendidos, por las fuerzas del bien, en el patio de la iglesia.
San Juan es el santo más bailado en la costa venezolana. Aquí no es la excepción, desde la madrugada del 24 de junio las socias de la cofradía hacen uso de sus llamativos vestidos y cantan con su mejor voz, las sirenas que han de despertar al santo niño…»despierta si estas dormido mi Juan, despierta de este sueño tan profundo». Otra de las festividades se celebra el 8 de diciembre, es el día de “La Inmaculada Concepción”, patrona del pueblo, bendice a los niños que reciben por primera vez la comunión.
Esta celebración inicia un ciclo de festividades que acompañaría a los lugareños hasta enero. Pastores del Niño Jesús y Reyes Magos, llegarán al pueblo para convertirlo en la sede de la algarabía y disfrute navideño. Un fruto que al crecer, acompaña en la selva; pasea por el patio bailando «diabladas», duerme en la hacienda arrullado por San Juan y bebe del río para crecer con el… así es el cacao, la esencia, la vida de Chuao…

A %d blogueros les gusta esto: