Colombia se afianza en el Mercado Internacional

Con cifras optimistas iniciará el tratado de libre comercio firmado con Estados Unidos

Colombia ha cosechado buenas noticias en el mes de octubre, en lo que dice relación con su inserción en los mercados internacionales. La noticia más importante es, sin lugar a dudas, la ratificación por la Cámara de Representantes y por el Senado norteamericano del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, el cual está ya cercano a su puesta en vigencia en ambos países. La otra buena noticia es que las cifras sobre exportaciones durante los ocho primeros meses del 2011, muestran un aumento de 41 % con respecto a las exportaciones que se realizaron durante el mismo período del año anterior.

El TLC con Estados Unidos, largamente negociado por Colombia, le permitirá a este país ampliar sus exportaciones agrícolas e industriales al mercado norteamericano y consolidar las ventajas unilaterales y transitorias que anteriormente se le concedían por la vía de la Ley de Promoción Comercial Andina y de Erradicación de Drogas, ATPDEA. Eventualmente, este acceso privilegiado al mercado más grande del mundo, le permitirá a Colombia avanzar en su intento de convertirse en una plataforma inversora y exportadora. Cabe recordar que ya hoy en día Colombia tiene una tasa riesgo país bastante baja, 234 puntos, la cual sólo es superada en América del Sur por Chile, que tiene 173 puntos. Esta tasa no sólo es un indicador de simpatía o de buena imagen internacional, sino que tiene un significado económico muy claro e importante: significa que la tasa de interés a la cual puede conseguir créditos, o colocar bonos, en el mercado financiero internacional, es más baja que la de otros países.

Hay Confianza

En otras palabras, el sistema financiero internacional tiene una cuota más alta de confianza en la capacidad de Colombia de honrar sus deudas externas, y está por lo tanto, más predispuesta a prestarle mayor cantidad de fondos a tasa de interés más bajas. Eso tiene consecuencias no sólo en los ámbitos propiamente financieros, sino también en lo que dice relación con las inversiones extranjeras y con el comercio de mercancías, pues se proyecta una imagen general de buen socio comercial. Con la firma y puesta en vigencia del TLC con Estados Unidos, es altamente probable que esta situación se profundice.

Pero este TLC entre Colombia y Estados Unidos tendrá también consecuencias en el ámbito bilateral colombo-venezolano. El comercio entre los dos países fronterizos se ha venido lentamente recuperando en los últimos meses, a parejas con la normalización de las relaciones diplomáticas. Sin embargo, no parece realista imaginar que llegará a ser nuevamente lo que antaño fue. El empresariado y el Gobierno colombiano se volcarán con todo, en los próximos meses y años, a aprovechar las ventajas conseguidas en el TLC con Estados Unidos, y el mercado venezolano no tendrá ya la misma importancia que tenía hace algunos años atrás.

Venezuela

Las mercancías venezolanas, a su vez, en su incursión en el mercado colombiano, se encontrarán con que sus eventuales ventajas arancelarias, conseguidas en el ámbito de las negociaciones bilaterales, se han igualado con las ventajas de las mercancías norteamericanas, con las cuales tendrán que competir de igual a igual. Sólo una visión estratégica de largo plazo, que visualice que a Colombia le conviene tener fuertes y estrechas relaciones diplomáticas, comerciales, financieras y culturales con Venezuela, podrá mantener elevados los niveles del intercambio.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: