Comercio Exterior Agropecuario y Seguridad Alimentaria

El concepto de seguridad alimentaria es un concepto un tanto ambiguo. No hay a nivel internacional una definición suficientemente aceptada al respecto.

Para algunos, la seguridad alimentaria se obtiene cuando un país es capaz de producir por si sólo todos los productos que necesita para alimentar a su población. Si se mide con esa vara, entonces es difícil encontrar un país que goce realmente de plena seguridad alimentaría. En alguna medida, todos los países utilizan el comercio exterior para proveerse de aquellos bienes, alimenticios o no, que no pueden producir internamente o que no pueden hacerlo con niveles aceptables de rendimiento o de productividad. Eso permite aprovechar las ventajas que emanan de la especialización, de las economías de escala y del intercambio.

Para otros, la seguridad alimentaria consiste en exhibir niveles de productividad suficientemente altos en el promedio de la actividad agropecuaria, de modo que por la vía del comercio exterior, la agricultura asegure la alimentación de toda la población. Es decir, permitiendo, que las exportaciones agrícolas proporcionen las divisas necesarias para adquirir todo aquello que sea más conveniente comprar en el exterior. En otras palabras, se trata de que las exportaciones y las importaciones alimenticias se encuentren equilibradas.

También la seguridad alimentaria se suele concebir ligada a la logística y a los stocks con que cuenta un país. Si se tiene una capacidad de almacenaje de leche, de arroz y de trigo, para poner un ejemplo, suficiente como para abastecer durante seis o diez meses el consumo interno, entonces se podría decir que ese país goza de seguridad alimentaria; en lo que respecta a proteínas y cereales, aun cuando aquellos productos no se produzcan internamente o no se produzcan en la cantidad suficiente como para el autoconsumo.

Por último, podemos mencionar que la seguridad alimentaria está relacionada, desde otro punto de vista, con los amigos, los convenios y las alianzas con que cuenta internacionalmente un país. Teniendo una red de amigos confiables, que pueden abastecer al país en momentos de dificultad, se puede considerar que la seguridad alimentaria del mismo está en elevados niveles.

Veamos a continuación cuál es la situación de Venezuela en materia de comercio exterior agropecuario, para que cada lector juzgue, por si mismo, si el país exhibe mucha o poca seguridad en materia alimentaria.

En el año 2008, Venezuela exportó 95 mil millones de dólares en todo tipo de bienes. De esa cantidad 137,6 millones lo fueron de productos agropecuarios, entendiendo por tales los que se ubican en los primeros 24 capítulos del arancel de aduanas. Es decir, las exportaciones agropecuarias de Venezuela alcanzaron al 0,14 % del total de sus exportaciones. Pareciera deducirse de estas cifras, que no hay muchos productos agropecuarios en los cuales Venezuela tenga la suficiente cantidad y calidad como para salir con ellos a los mercados externos.

Las importaciones en cambio, en ese mismo año, alcanzaron un total de 46 mil millones de dólares, de las cuales 7,8 miles de millones de dólares lo fueron de bienes agropecuarios. Es decir, el 17 %. La balanza entre exportaciones e importaciones es abiertamente desequilibrada.

A modo de comparación, mencionemos rápidamente la situación de los dos principales países limítrofes de Venezuela. Brasil exportó 57 mil millones de dólares en productos agropecuarios, en el año 2008, principalmente carne, oleaginosas y café. En ese orden de importancia, importó 8,5 mil millones de dólares. Una balanza agropecuaria claramente favorable. Colombia, a su vez, exportó el año pasado, 6,6 miles de millones dólares (flores, café y carnes), mientras que sus importaciones alcanzaron a 4,1 mil millones de dólares. También un saldo favorable a las exportaciones.

En ambos países, la agricultura financia todas las importaciones alimenticias y deja un saldo de divisas como para financiar el desarrollo industrial. Es dable suponer que se sienten, desde el punto de vista alimenticio, en una cómoda situación de seguridad.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: