Cómo aprovechar la energía solar

El Sol como fuente de energía inagotable, genera antes de entrar a la atmósfera, una radiación de aproximadamente 1367 W / m2 y, que dependiendo de la posición geográfica y climatológica, puede llegar a ser de 1000 W / m2 en la superficie.

Esta energía es perfectamente aprovechable en distintas formas, dependiendo el uso que deseamos darle. Desde las formas más primitivas que son la deshidratación de alimentos (carne salada, frutas secas etc.), las cocinas solares aprovechando el efecto invernadero y la desalinización del agua para hacerla potable, hasta las más actuales, donde con los avances tecnológicos, se ha logrado producir mediante paneles solares, construidos para tal fin, electricidad y agua caliente para uso sanitario.

Para lograr este objetivo sólo se necesita un lugar adecuado, sin sombras, donde puedan incidir libremente los rayos solares sobre los paneles y de forma lo más perpendicular a éstos para obtener el máximo rendimiento. Sin duda que la mayor eficiencia se va a lograr en horas del mediodía solar, donde la radiación es mayor. De esto se deduce que en horas de la mañana el valor de radiación crece hasta el mediodía para decrecer en la tarde.

Venezuela, por su posición geográfica es uno de los países privilegiados con respecto a los valores de radiación solar, dado que está ubicada entre los 2º y 10º de latitud norte, con una media de 5Kw h / m2.

¿Por qué no aprovecharla?

A %d blogueros les gusta esto: