Tutorial para adquirir por primera vez las criptomonedas y almacenarlas de forma segura.

Ahora que terminó uno de los meses más caóticos en la historia de bitcoin, la criptomoneda se encuentra estable y su precio en aumento. Para aquellos que quieren incursionar en este nuevo mundo, aquí una guía publicada por Cromo.

Abrir una cuenta

Al igual que con cualquier otra divisa, para comprar bitcoins es necesario encontrar un vendedor. Las casas de cambio son la opción más sencilla (aunque no tan económica como comprarle a otra persona directamente). Existen distintas casas de cambio; algunas de las más conocidas son Bitstamp, Satoshi Tango, Bitex.la, Poloniex y Xapo, pero hay otras opciones. Estas tienen distintos costos de comisiones, criptomonedas disponibles para comprar, cotizaciones y respaldo.

Luego de elegir una casa de cambio, viene la parte de llenar formularios y registrarse. En las últimas dos mencionadas piden una foto del pasaporte o documento de identidad, la factura de algún impuesto/servicio a nombre de la persona y en algunos casos un extracto de la cuenta bancaria. El proceso tarda entre dos y 10 días.

Cargar la cuenta

En estas casas no es posible comprar bitcoins directamente con el dinero de la cuenta bancaria. Es necesario transferir algunos fondos para cargar saldo para luego comprar las criptomonedas.

En Bitstamp, luego de tener la cuenta habilitada, esto se hace desde el apartado “Deposit”, ubicado en el menú superior. Allí, bajo la opción “International Bank”, los usuarios pueden completar un formulario con sus datos y la cantidad de dinero que quieren cargar a sus cuentas. Al hacer clic en “Deposit”, la plataforma iniciará el proceso de carga y luego de dos a cinco días, la cuenta recibirá el dinero.

Para los que usen Satoshi Tango es similar. Primero hay que habilitar la cuenta, después hay que ir al menú superior, cambiar el tipo de moneda y luego ir a la sección “Mi Cuenta” donde está el apartado “Cargar Fondos”. En este los usuarios ingresan la cantidad que desean invertir, eligen un medio de pago y luego de un tiempo, dependiendo del medio, la cuenta recibe los fondos.

Comprar bitcoins

Cuando la cuenta ya está cargada, finalmente el usuario puede comprar criptomonedas. Aquellos que usen Bitstamp deberán ir a la opción “Buy/Sell” y luego a “Buy BTC”. En este apartado podrán seleccionar cuánto quieren invertir. La comisión es del 0,25%. Es una operación rápida.

Crear una billetera

Las opciones más populares para guardar bitcoins son dos: las casas de cambio y las wallets. Las primeras son empresas privadas que, además de facilitar la compraventa, también brindan un servicio de “caja fuerte” para acceder a los fondos desde cualquier dispositivo al igual que los bancos y sus cajeros automáticos.

Esto hace que en caso de que al usuario le roben, por ejemplo, su celular, sus monedas siguen a salvo porque están en la casa de cambio. Solo las puede transferir accediendo con su usuario y su contraseña. La otra cara de la moneda es que como la seguridad depende de la casa de cambio, si a esta lo hackean, cierra, o le pasa algo, los usuarios corren el riesgo de perder sus inversiones. Las wallets son billeteras virtuales. Depende del usuario cuidarlas. Lo bueno es que todas las billeteras cuentan con una frase de backup para recuperar el saldo en caso de perderlo. Son 12 palabras con las que es posible restaurar los bitcoins.

Fuente: Basado en Infotechnology / Cromo
Leer más en: elmundo.com.ve