¿Cómo crear tu ‘branding’ personal?

Tal vez ya hayas dado tus primeros pasos y ni siquiera lo notaste. Aquí en este articulo se te dice cómo dirigirlos para lograr tus metas.

Tal vez pienses que no es para ti. Que se trata de “adornar” tus redes sociales y buscar tener más seguidores. Pero −probablemente− no te has dado cuenta que, de alguna manera, en tu vida diaria ya has construido tu propia imagen personal para causar una buena impresión o para lograr algún objetivo. Entonces, el siguiente paso es: ¿Cómo crear tu branding personal?

El concepto de branding personal existió antes del boom de las redes sociales.

Quien acuñó por primera vez esta expresión fue Tom Peters, especialista en prácticas de gestión empresarial, en 1997, cuando aún no había una conciencia de lo que significaba. Su argumento es que podemos autogestionar nuestra marca, como si se tratara de una empresa.

El personal branding no se limita a las redes sociales y tiene que ver más en cómo quieres ser percibido en el ámbito profesional y cómo te ‘vendes’ al público.

De acuerdo con el autor de Digital You: Real Personal Branding in the Virtual Age, muchas veces se confunde marca personal con autopromoción.

“El término marca personal ha sido secuestrado por aquellos que lo asociaron con charlas en línea sin sentido o por aquel deseo de ser visible, conocido y popular”, señala el libro.

No se trata de visibilidad por el simple hecho de ser visible. De hecho, la marca personal no se trata de ti, se trata del valor que le dan los demás o cómo te perciben.

¿Cómo crear tu branding personal?

Éstas son algunas recomendaciones que da Armando Ruiz, profesor del Tec de Monterrey, a la hora de construir un branding personal:

1. Tener bien definido tu autoconcepto

Es la base para la construcción de tu branding personal. Si no tienes claro quién eres, será más difícil. Tienes qué definir tu área de especialidad, en qué has trabajado y en qué te interesa trabajar, para que puedas poner sobre eso tus cimientos.

Toma en cuenta tus fortalezas personales. Por ejemplo, facilidad de hablar en público, enseñar, escribir o diseñar. Al mismo tiempo debes poner en la balanza las áreas que necesiten ser mejoradas con la práctica.

“Recuerda que aquí no es recomendable tratar de ser todo para todos, sino especializarte en cierta área y usar tus habilidades para crecer”, explica el profesor.

Recomendamos: Personal branding en redes sociales, ¿Cómo quieres que te vean?

2. Define tus valores como marca personal

Susana San Román Oñate, directora de estrategia digital y cofundadora de Colocando Ideas, agencia dedicada al marketing digital, dice, en entrevista para Tec Review, que se debe tener claro cuáles son tus valores y hacerte las siguientes preguntas:

¿Qué te apasiona?

¿Qué te gusta?

¿Qué tengo para producir?

¿Cómo lo quiero medir?

¿Cuánto tiempo le vas a destinar?

¿A quién quiero impactar?

¿Para qué quiero impactar?

Te puede interesar: ¿Cómo hacer el mejor contenido para redes sociales? 

3. Proponer contenidos de valor

Una vez que identificaste lo que eres y sabes. El siguiente paso es preguntarte ¿qué puedo ofrecer?, ¿por qué clientes, empresas y medios deben verme a mí y no a la competencia?

Puedes aplicar ahí tu especialidad. Esto incluye conocimiento, experiencia e, incluso, el tipo de empresas en las que has trabajado. También puedes mezclar tus cualidades personales para crear un estilo propio.

 ¿La recomendación? Trata de enfocarte en una especialidad de tu ramo y, además, ponle tu estilo.

4. Trabaja tu imagen personal

Un influencer o líder de opinión debe ir acorde a la imagen que quiere proyectar, desde la instagramer que es un artista del maquillaje, un biker o un periodista que es líder de opinión.

Te darás cuenta que cada quien se viste de acuerdo al oficio que desempeña. Ya sea de traje obligatorio o de vestimenta informal; si eres diseñador o pintor, tienes que cuidar los detalles de tu imagen: ropa, cabello y accesorios.

“Tu voz, tu postura, la forma en que caminas o te sientas es importante si quieres denotar una posición de poder o una más libre y desenfadada. Diseñar un logo o imagen personal no está de más”, destaca Armando Ruiz.

5. Redes sociales, la vitrina para mostrar

Ahora sí, hazle saber al mundo quién eres. Crea perfiles en Twitter, Facebook, Instagram o TikTok. Aprende las reglas de comunicación de cada red social y mantente activo.

Empieza a publicar contenido interesante para los usuarios que te siguen, mantente activo actualizando tu contenido de valor. Puedes tuitear tus puntos de vista o buscar usuarios que te aporten conocimiento.

Otra opción puede ser subir videos de TikTok o YouTube donde puedas enseñar lo que haces y mantén actualizado tu perfil profesional en LinkedIn.

“Ésta es la mejor manera de conocer a otros profesionistas con las mismas aficiones que tú, compartir opiniones y hasta hacer amigos y aliados profesionales. Tener un blog activo donde escribas de lo que sabes y los temas de actualidad en tu ramo también es de gran ayuda. Hay muchos blogs que te enseñan cómo manejar los contenidos en cada red social para dar el mensaje adecuado”, dice Armando Ruiz, profesor del Tec de Monterrey.

¿Te gustan nuestros contenidos? Suscríbete gratis a nuestro newsletter personalizado.

6.Por eso escoge un buen nombre para tus redes sociales

Ya sea tu nombre real o uno artístico, dependerá de cómo quieres construir tu personaje y a lo que te dedicas le podrás dar uno ideal a tu perfil.

Armando Ruiz no recomienda usar un nombre inventado tipo nickname de messenger en la secundaria, ya que solamente perjudica el respeto que puedas inspirar.

Es preferible usar tu nombre real si es perfil profesional o tu nombre combinado con la actividad que desempeñas.

Por ejemplo: @ArmandoMKT, @Diego_Reportero, @LauraBrugesTV o habrá quien opte por un nombre más artístico, como es el caso de algunos influencers como @YuyaCast o @ChumelTorres, @werevertumorro, por mencionar algunos.

7. Haz networking

Asiste a eventos donde puedas hacer networking, a fin de ampliar tu cartera de contactos.

Ver nuevas oportunidades laborales y aprender de otros profesionistas: fiestas de generación, cócteles, presentaciones de libros, foros empresariales, convenciones, exposiciones o reuniones informales.

“Ve a donde te inviten y en ocasiones hasta a donde no te inviten si está la oportunidad de hacer networking. Y no olvides llevar tus tarjetas de presentación”, destaca el mercadólogo.

Una vez que tengas un contacto o una red, mantente activo con ellos con mensajes, links, posts, videos o conversaciones. La recomendación que te da Armando Ruiz es que organices reuniones que tengan en común.

Proponles proyectos o servicios que les sean de interés, conoce sus necesidades y procura estar presente en todo momento.

El punto es que elabores un directorio de contactos y los clasifiques según su área o relación que mantienes, pues no es lo mismo tus contactos en el área de negocios que los culturales o sociales.

 Recomendamos: El ABC del branding personal para emprendedoras

8. Busca exposición con nuevos proyectos y colaboraciones

En la medida que te sea posible, no te niegues a un nuevo proyecto. Puede ser una colaboración escrita con algún medio de comunicación o entrevista que te quieran realizar para compartir lo que haces.

Eso, además, te dará experiencia. Nunca sabes qué difusión tendrá, por lo que otros pueden enterarse de ti y solicitar que trabajes con ellos.

Por: Laura Brugés para Tec Review, septiembre 20, 2021

Reportera multimedia especializada en temas políticos y económicos. Creadora de contenido digital, en ocasiones conductora de espacios noticiosos y de opinión. Mi pasión, hacer videos y contar historias.

Foto de Thirdman en Pexels

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: