Cómo proteger los datos de los ciberdelincuentes

Con la explosión masiva de negocios, usuarios, servicios y comunidades en internet, la intimidad y la protección de la información personal se han tornado más frágiles. También es conveniente tener presente, que a raíz de la pandemia y de la hiperconectividad, los ciberdelincuentes o bellacos de internet han incrementado su actividad. Con motivo del Día de la Privacidad de Datos, que se celebra el 28 de enero, el comparador de seguros Acierto.com ha llevado a cabo un análisis para exponer hasta qué punto los españoles y – por analogía otros ciudadanos del mundo – son conscientes ante este tipo de riesgo.

Los resultados obtenidos del estudio, indican que 2 de cada 5 usuarios no le prestan atención a las actualizaciones de su equipo y que hasta un 89% desconoce como crear una clave segura que le proteja sus datos. Diera la impresión que la preocupación de las personas es de la boca hacia fuera, ya que lucen ser altamente desinformados al respecto. Según los datos de Acierto.com, 4 de cada 5 personas, por lo general no cambian la clave y solo 20% lo hace al menos dos veces al año.

Por otro lado, el 40% de los internautas ignora las notificaciones de actualización de sus equipos y una gran mayoría (92%) no es consciente de los peligros que suponen este tipo de comportamientos.

Otro dato preocupante identificado es que el 88% de los usuarios acepta los términos y condiciones de privacidad, permisos y cesión de datos personales sin leerlos. Situación que sería más propensa en las personas mayores que son novicios en Internet.

Como resultado de esta despreocupación por la ciberseguridad se traduce en un alto índice de ciberataques. Más de la mitad de los españoles y otros seres humanos se han visto afectados por algún virus informático, incluyendo aquellos que amenazan con destapar datos personales.

Ante la descripción del riesgo que se enfrenta, desde Acierto.com nos señalan 4 aspectos básicos que permitan garantizar un blindaje mínimo a nuestra información personal.

1. Crear contraseñas seguras

Una contraseña segura ha de combinar mayúsculas, minúsculas, números y símbolos o signos de puntuación; y contar con más de ocho caracteres de longitud. De hecho, cuanto más larga sea una contraseña, más segura será. También es esencial eludir las fechas de nacimiento, los nombres propios o palabras malsonantes. Por último, no conviene usar la misma para todos los servicios, pues hackeado uno, todos los demás serán accesibles.

2. Formarse y recurrir a la ayuda técnica

Entre los servicios que pueden resultar un apoyo están los seguros de hogar con asistencia 24 horas. El Departamento de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil también es esencial para cubrir los casos de fraude y poner denuncias.

3. Mantener el equipo actualizado y optar por conexiones seguras

Siempre que se pueda hay que evitar conectarse a Wifis públicas o similares. Debemos mantener los buscadores limpios, eliminando el historial y las cookies con frecuencia y actualizando las configuraciones sobre privacidad en apps y plataformas sociales.

4. Desconfiar de lo desconocido

Se debe eludir la descarga de mensajes de emisores desconocidos y coger el hábito de realizar copias de seguridad. En cuanto a redes sociales, Whatsapp es una de las principales plataformas donde se divulgan falsas informaciones y fraudes en mensajes en cadena. Un consejo que propone Acierto.com es revisar el nombre de la url y verificar que los sitios se conectan mediante el protocolo https.

España, la más sancionada por incumplir la protección de datos

En cuanto a la normativa y a las empresas, desde la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos, las sanciones por no cumplirla superan los 7.000 millones de euros en toda Europa. Y España es el país donde más multas se ponen. Las más castigadas con las operadoras de telecomunicaciones, señala el comparador.

La mayor parte de los delitos van dirigidos a PYMES, y con una creciente frecuencia (en el último año, este tipo de ataques ha aumentado un 130%). Por ello, es importante guardar la distancia entre las actividades individuales y las que tienen que ver con la empresa, especialmente ahora que el teletrabajo ha propiciado una conexión entre ambos. Otra medida es contratar seguros que den cobertura a todo el proceso de protección, desinfección y aislamiento de los equipos.

Imagen de mohamed Hassan en Pixabay

Deja un comentario