¿Cómo ser el mejor vendedor?

Como vendedor profesional que eres, debes ser una persona que brinda un servicio de manera profesional. Es decir, que para hacer tu trabajo adecuadamente, debes brindar un servicio impecable a tu cliente.

Las ventas son igual a servicio; cuando vendemos le estamos haciendo algo a nuestro cliente, en cambio, cuando ayudamos, estamos haciendo algo por esa persona. Puedes ver consejos sobre cómo vender un producto si no sabes vender en Gananci.

En este artículo te enseñamos el verdadero significado de un buen vendedor en sencillos pasos que cualquiera puede seguir. ¡Tu vida como vendedor cambiará drásticamente!

1. Tener compromiso

Primero, debes comprometerte realmente con lo que estás haciendo. Es un compromiso total y completo, donde sólo alcanzarás el éxito si eres persistente.

El compromiso incluye persistencia, ésta es muy importante, aunque la mayoría de los vendedores sientan que después de un par de llamadas a un posible cliente deben darse por vencidos.

No debes darte por vencido cuando ves que los resultados no son lo que tú esperabas. Pueden existir fracasos tempranos, no puedes esperar que tu éxito sea instantáneo.

Debes estar dispuesto a estar constantemente aprendiendo, para lograr aprender cómo funciona y superarte en todos los aspectos. Participa en seminarios, conferencias, charlas, aunque ya lo sepas, al menos aprenderás una nueva idea.

Debes aferrarte si sabes que la venta es posible.

2. Siempre busca mejorar

A diario pregúntate a ti mismo: ¿Qué pude haber hecho que hubiera estado mejor?

En esto se basa el llamado “ego sano” y te permitirá medir tu capacidad de mejorar. Debes tener la confianza de que puedes vender como una persona competente y profesional.

Para tener un ego sano debes entender la diferencia entre una negativa en los negocios, es decir, que rechacen tu producto o servicio y entre un rechazo personal, es decir a ti como persona y/o vendedor.

Debes ser capaz de entender que cuando un cliente dice que “no”, no se trata de que seas un mal vendedor o de que te están rechazando a ti.

Además, tener un ego sano también te hará sentir la capacidad de asumir ciertos riesgos. Al final, si fracasas podrás levantarte nuevamente y continuar.

Debes estar orgulloso de ti, de tu empresa y de lo que ofreces, sin discriminar o criticar a tu competencia. Confía en tu potencial, no en la debilidad de los demás.

3. Aprende a escuchar

Por lo general, los clientes suelen ver a un vendedor como alguien que habla sin parar. Cuando en realidad, los mejores vendedores son aquellos que escuchan.

La mayoría de nosotros pensamos que somos buenos para escuchar, cuando la verdad es que pocos lo somos.

Para ser el mejor vendedor debes escuchar las necesidades de las personas, no para manipular y obtener información, sino como ayuda en el servicio al cliente.

No tiene sentido vender algo que causará un remordimiento y/o arrepentimiento en el comprador, debe existir un interés y beneficios para ambos.

Muchos vendedores se consideran a ellos mismos como consejeros y personas que resuelven problemas. Sólo debes saber formular las preguntas y escuchar con atención para entender bien las necesidades del cliente y ofrecerle soluciones.

4. Tener entusiasmo y sentido del humor

Cuando seas un vendedor exitoso debes tener la capacidad de reírte de ti mismo y no volverte ególatra de tus logros.

No dejes que tu seriedad, una actitud pedante y arrogante te alejen de conseguir más éxito aún. Debes ser humilde.

A su vez, tener una actitud positiva es beneficioso para cualquier profesión, pero en especial para las ventas.

Cuando eres positivo, un rechazo se convierte en una experiencia de la que puedes aprender o en un reto, más que en un problema. Tener la perspectiva de aprender de tus errores hace que crezcas más cada día.

Por último, el entusiasmo refleja la emoción que sientes por tu producto y por lo que puedes hacer por tu cliente. Es raro encontrar a un buen vendedor que no se sienta entusiasmado con el producto o servicio que ofrece. Daría una mala imagen.

Es importante que recuerdes que ninguno de los 4 atributos mencionados es fácil de adquirir. Cuando tengas un día de mala suerte y sin comisiones, el compromiso, el humor y el ego podrían dejarte solo.

Si tomas en cuenta nuestros consejos podrás obtener éxito en las ventas, siempre y cuando estés dispuesto a trabajarlos, seguirlos trabajando y trabajarlos un poco más. ¡Anímate!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: