Comparaciones odiosas: Ecuador

En toda la América continental, desde el Polo Norte hasta el Polo Sur, hay solo tres países que pueden denominarse con toda propiedad como países petroleros, en la medida en que el petróleo es el principal producto de exportación de los mismos. Esos países son Ecuador, Colombia y Venezuela. Hay otros países – como México, Canadá, Argentina- que también producen y exportan petróleo y sus derivados, pero esas exportaciones no son el primero y principal rubro de exportación de esos países, por lo menos de acuerdo con las estadísticas de comercio exterior del año 2016.

Ecuador llevó adelante, en el año 2016 exportaciones totales por un monto de 16.797 millones de dólares. De esa cantidad, el petróleo representó 5.053 millones de dólares. Es decir, el 30 % de la oferta exportable ecuatoriana está representada por petróleo. No tiene, por lo tanto, Ecuador, el grado de dependencia con respecto a un solo producto como lo tiene Venezuela.

Además, hace 10 años atrás – si vemos esta situación con una perspectiva de mediano plazo – las exportaciones totales de Ecuador ascendieron a 12.727 millones de dólares. La cantidad ya mencionada de exportaciones del año 2016 muestra que las exportaciones de dicho país han aumentado a lo largo de una década, a pesar de la caída en los precios internacionales del petróleo. Venezuela, en cambio pasó de 61.385 millones de dólares por concepto de exportaciones totales en el 2006, a 29.281 millones de dólares en el 2016.

En el año 2006 Ecuador llevo adelante exportaciones petroleras por un monto de 6.934 millones de dólares. Es decir, en el transcurso de una década el valor de las exportaciones petroleras disminuyó en un 27%, lo cual es un porcentaje bastante diferente de la baja presentada por las exportaciones petroleras venezolanas que en el mismo período pasaron de 57.819 millones de dólares a 24.159 millones de dólares, es decir, se ha reducido en más de un 50 %. En un caso se trata de caída de los precios internacionales – que es una situación que no está en manos de un país pequeño poder evitar – pero en el otro caso se trata de caída de los precios internacionales, unida a caída de la producción, por perdida de eficiencia productiva y falta de inversiones y de prospección.

Paralelamente, Ecuador incrementó sus exportaciones no petroleras desde los 5.793 millones de dólares del año 2006, a 11.743 millones de dólares en el año 2016. Más del doble han crecido las exportaciones no petroleras, caminando en una senda que podríamos decir que ha sido una autentica siembra del petróleo. ¿En cuánto han aumentado en el mismo período las exportaciones no petroleras de Venezuela?

Deja un comentario