Competencias Gerenciales de los Directivos de las Pymes Venezolanas

  “En los momentos de crisis, sólo la imaginación

 es más importante que el conocimiento.”

Albert Einstein

        El rol de las PYMES en los actuales escenarios comerciales, especialmente en el caso venezolano  se ha tornado cada vez más dinámico, con muchos retos y cambios dando paso  a nuevas oportunidades, pero  también amenazas.

        Todo ello ha generado que las empresas estén atenta ante las competencias gerenciales de sus directivos que requieren contar con buenos conocimientos, habilidades, visión,  rasgos y capacidad de adecuación entre otros.

      Lo cierto, que se requiere que las mismas universidades, áreas de postgrados que capacitan y forman a especialistas en la gerencia administrativa  estén al día  en garantizar una calidad académica que  haga énfasis en fortalecer las competencias gerenciales que hoy se necesitan.

Palabras claves

Conocimientos, visión, proactividad, habilidades, rasgos.

Consideraciones básicas, alcance, repercusiones

       Es un hecho cierto, específicamente en el caso del escenario económico, comercial de Venezuela,  que presenta  mucho riesgo, incertidumbre,  dando paso a turbulencias, consecuencia de  su inestabilidad política, de las acciones del Gobierno Revolucionario Bolivariano  que han dejado mucho que decir, que sus empresas, sobre todo las PYMES,  le presten mucha atención a las competencias gerenciales que colaboren en  participar  activamente en la dinámica empresarial del país que se encuentra estancada. 

       Al respecto, la  Revista Venezolana de Gerencia v.13 n.41 Maracaibo mar. 2008 comenta,  en un escrito sobre el tema señala, que  el requerimiento de hacer cada día más competitivas a las organizaciones, lleva a trazarse nuevas estrategias a los individuos que dirigen el destino de las mismas, más aun cuando se trata de gerenciar empresas. La permeabilidad de las pequeñas y medianas empresas ante las turbulencias del entorno genera una continua búsqueda de nuevas directrices y perfeccionamiento de las competencias de los directivos, que permitan disminuir el impacto de los factores sociales, económicos, políticos y tecnológicos.

        Justamente, la búsqueda de optimizar la capacidad gerencial ha llevado a las organizaciones a implementar diferentes modelos gerenciales, entre ellos pueden citarse el outsourcing o subcontratación de terceros, el benchmarking o emulación estratégica, el control de la calidad en sus diversas formas; pero realmente no se ha planteado realizar una revisión de la realidad en las organizaciones venezolanas, según Armas (1999) para que en torno a la particularidad de cada una de ellas y a esa necesidad de gerenciar el conocimiento se ponga en práctica una estrategia acorde con sus propios requerimientos.

     Se evidencia entonces, el requerimiento de establecer cuál es la realidad existente, para estructurar hacia donde debe abocarse la formación gerencial, específicamente en el caso de las PyME, requiriéndose un diagnóstico de la gerencia para sistematizar estrategias capaces de proporcionar fortaleza a la misma, en aquellas áreas en las cuales presente mayores debilidades.

     Al referirse a las organizaciones más exitosas de los próximos años, se indica la necesidad de desarrollar la capacidad de liderazgo en la formación gerencial tanto como los otros recursos operacionales con los que cuenta (Villegas, 1999). Esto va a permitir generar o diseñar un perfil determinado, el cual debe estar conformado por una serie de indicadores que servirán de referencia al momento de establecer comparaciones.

     Ante esta realidad, se plantea   también, la necesidad del manejo de habilidades elementales de la computadora, comprensión de la tecnología, sus dimensiones, sus características, en fin sus competencias. Todo ello sin perder de perspectiva la realidad en la cual están inmersas las organizaciones (Drucker, 2000), de allí la importancia de realizar investigaciones en el área de la formación gerencial de los directivos de las organizaciones.

      Se debe tener muy en cuenta  en las competencias gerenciales,  el rol  a desempeñar su recurso humano en todos sus niveles, en lo concerniente   a los procesos de producción y distribución de la  planta en donde participan los trabajadores, que han de adquirir para ello conocimientos, habilidades y formas de organización social (Gómez y Marqués, 1997).

      Como también considerar  la existencia de nuevos paradigmas,  que como lo indica la fuente señalada,  en los cuales el conocimiento de la organización involucre a la gerencia bajo el precepto de que el gerente es un socio del proceso empresarial, en función de lo cual requiere atención a sus requerimientos de capacitación (Drucker, 2000); afirma la necesidad de involucrar la participación de una clara y evidente responsabilidad educacional y mas aun en la realidad gerencial en donde está inmerso este individuo.

*Fuentes debidamente señaladas

(*) Docente universitario de Postgrado. Consultor-asesor Deproimca.

Web: www.carmorvane.com

A %d blogueros les gusta esto: