Corea del Norte, Venezuela y Cuba los países con menos libertad económica

En los países del mundo se observa una alta correlación entre libertad y prosperidad económica, de modo que los países que son más libres en materia económica son más prósperos

www.lyd.org

 El Índice de Libertad Económica 2020 publicado por la Heritage Foundation colocó   a Cuba en el puesto 178 y a Venezuela en el 179, de una lista de 180 países. El último puesto lo ocupa Corea del Norte.

El Índice de Libertad Económica es una serie de 12 indicadores creados por la Heritage Foundation  y The Wall Street Journal. Su objetivo declarado es medir el grado de aplicación del concepto ideológico de libertad económica aplicado al campo de la economía de mercado, proveniente del Liberalismo Económico, en cada país del mundo.  Esta medición toma en cuenta las siguientes variables: Seguridad Jurídica; Tamaño del Gobierno; Eficiencia Regulatoria y Apertura del Mercado.

Con 12 elementos de evaluación concentrados en 4 ejes, el índice permite clasificar 180 países en cinco grupos de acuerdo con su resultado en esta evaluación: abierta (100-80 puntos); prácticamente abierta (79.9–70 puntos); Moderadamente abierto (69.9-60 puntos) y prácticamente cerrada (59.9-50 puntos)

El ranking es encabezado por Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda y Australia. Singapur y Australia, dos países en la categoría libre o abierta, tienen un alto producto per cápita, a la vez que se observa baja inflación. Por su parte, los países “reprimidos” o “prácticamente cerrada” que no gozan de libertad económica alguna, tienen un mal desempeño económico. 

Por otra parte, en los países donde las libertades económicas son coartadas por el Estado, sus economías presentan un pobre desempeño. El caso de Cuba y Venezuela, donde impera un régimen comunista y “socialista” respectivamente. Mientras que en Korea del Norte es una dictadura comunista.

Cuba recibió un puntaje de 26,9, ocupando también el puesto 31 entre 32 países de la región de las Américas. “La economía cubana ha estado en la parte inferior de la categoría de reprimidos desde la creación del Índice en 1995”, señala la Fundación, agregando que solos dos de los 12 indicadores del índice de Cuba tienen puntajes superiores a 50.

Por su parte, Chile asciende tres lugares en el ranking, pasando de la posición número 18 en 2019 a la 15 en la presente edición, incrementando su puntaje de 75,4 a 76,8 puntos. A nivel regional Chile se ubica en segundo lugar después de Canadá y antes de EE.UU., con la denominación “mayormente libre”.

En cuanto al estado de derecho, una de las cuatro categorías para medir la libertad económica, la mayoría de los medios de producción en Cuba son propiedad del estado y las confiscaciones de propiedades por parte de la policía sin justificación legal son algo común. “Prácticamente no hay separación entre el poder judicial, la Asamblea Nacional y el Partido Comunista”, afirma el Foundation Heritage.

Asimismo, señala que la corrupción es un “problema grave que sigue sin abordarse”.

“Cuba ha estado gobernada por una dictadura comunista durante seis décadas. Después de que Raúl Castro renunció a la presidencia, Miguel Díaz-Canel fue seleccionado como gobernante en 2018, pero Castro retiene el poder real como jefe del Partido Comunista y las fuerzas armadas, que controlan gran parte de la economía”, señala el informe.

De acuerdo con el informe, la desesperación del régimen cubano frente a la desintegración de su economía en 2019 ha hecho que se impulsen reformas para “aflojar ligeramente el control del régimen”, como hacer que la inversión extranjera sea la máxima prioridad.

Asimismo, el informe señala que el aumento de las sanciones de EE.UU. contra Venezuela privó al régimen castrista del petróleo subvencionado y de las divisas necesarias para las compras de importación.

Por otro lado, Venezuela recibió un puntaje de 25,2 frente a la libertad económica, ocupando así el último puesto entre los 32 países de la región de las Américas.

“La economía venezolana se ha sumido cada vez más en la represión durante los últimos 20 años. El PBI se ha contraído severamente en los últimos lustro”, dice el informe, agregando que desde la llegada de al poder del actual opresor, las políticas del régimen causaron hiperinflación y una gran escasez de bienes básicos que desencadenó “una de las peores contracciones económicas de la historia y la peor crisis migratoria de América Latina”.

Aunque Venezuela cuenta con una de las mayores reservas de petróleo del mundo, la corrupción y mala gestión de PDVSA han provocado el desplome de su producción.

El estado de derecho en el país se ve afectado por las expropiaciones, las débiles instituciones del sector público, las nacionalizaciones, la excesiva regulación, el aumento de los índices de criminalidad, la corrupción y un poder judicial totalmente politizado.

Asimismo, las políticas económicas del régimen del usurpador han aumentado la actividad del mercado negro y la colusión entre funcionarios públicos y el crimen organizado.

Como parte de los esfuerzos de Estados Unidos en ejercer presión al régimen, Donald Trump anunció a principios de abril que pondrán en marcha  la operación antidrogas “más grande del continente”, enfocada en los cárteles mexicanos, desplegando fuerza naval y aérea cerca de las costas de Venezuela.

El secretario de Defensa de EE.UU, Mark Esper, dijo que el régimen ilegitimo  se ha aprovechado de las ganancias de las drogas para obtener ingresos a costa del sufrimiento del pueblo venezolano.

“El régimen ilegítimo en Venezuela, depende de los beneficios que proceden de la droga para mantener su poder opresor”, dijo Esper.

Por otro lado, según un resumen semestral  de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Venezuela y Cuba también se encuentran entre los tres países del continente más castigados por la falta de libertad de información, en el que también se refleja el trabajo periodístico durante la actual pandemia.

[email protected]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: