Corre como el viento: LUZ tendrá representante en las Olimpiadas de Londres 2012

Tras el pistoletazo de salida y los vítores del público, Nercely Soto arrancó como bólido sobre la pista del estadio Brígido Iriarte, en Caracas. El cuerpo de la estudiante de Educación Física en LUZ, construido a la medida de la velocidad, parecía poseído mientras se desplazaba por el material sintético. Rápidamente dejó atrás a sus competidoras y, al cruzar la meta, supo que el arduo e incesante entrenamiento de los últimos 4 años había dado sus frutos: finalmente había ganado su clasificación a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Al cubrir los 200 metros planos en un tiempo de 22’ 53”, y con apenas 21 años de edad, Soto obtuvo la medalla de oro en el Memorial Brígido Iriarte y la oportunidad de representar a su nación en el evento deportivo de mayor escala en el planeta.

La palabra “constancia”, de la cual se suele abusar, le queda corta a esta atleta, quien logró escribir su nombre en la historia olímpica al tercer intento. En el Memorial Asnoldo Devonish consiguió un excelente tiempo, pero un tecnicismo impidió que se asentara su marca: la corriente del viento la favoreció durante la carrera con una velocidad de 3,25 metros por segundo.

Luego, en la ciudad de Barquisimeto, el Memorial Máximo Vitoria fue la oportunidad para su segundo intento, pero no consiguió cubrir los 200 metros con el tiempo necesario. Caracas, la capital, fue su amuleto.

“Siempre tuve confianza en ella. Sabía de su capacidad porque ya en los Juegos Nacionales nos dio muchas alegrías y supe que sería una candidata para ir a Londres”. Con estas palabras, Pablo Pérez –gobernador del estado Zulia– respaldó el triunfo de esta joven estudiante de la Universidad del Zulia durante una reunión en la residencia oficial con los abanderados zulianos a las olimpíadas.

Tras el encuentro, Soto partió hacia Brasil para participar en el Grande Premio Brasil Caixa de Atletismo, una de las principales competencias de atletismo de ese país, celebrado en Río de Janeiro. En este país continuará su rutina de preparación incesante junto a su entrenador, Macoly McGregor, y participará junto a otras 2 atletas zulianas en la categoría de relevo 4 x 100 metros.

Orgullo de La Gacela

“Hay gente que la llama ‘La Gacela’, pero más bien es La Leoparda, porque es más rápida”, exclamó la profesora Elsa Antúnez por la línea telefónica, para imponer su voz sobre el bullicio de la calle. La profesora de Educación Física y coordinadora general de Deportes de LUZ, quien se ganó el mote de “La Gacela” por sus proezas en el atletismo durante los años 60 y hasta mediados de los 80, elogió –ya con más calma en sus palabras– las cualidades atléticas y humanas de Nercely Soto.

“Aunque es relativamente nueva dentro del deporte, es una atleta muy rápida, y su velocidad es más natural que adquirida. Nercely es una niña muy humilde y sencilla, cualidades que deben tener los deportistas para poder manejar los triunfos y derrotas”.

Antúnez ha sido testigo de las habilidades de la atleta, y afirma con orgullo que fue la joven estudiante quien superó su propia marca de 23’ 5” en 200 metros planos. “También quiero que sea ella quien bata mi récord universitario en 100 metros planos, una marca que tengo desde 1976. Tengo fe en Dios”, asegura.

Las condiciones físicas que le permitieron a la corredora lograr su clasificación olímpica no son casualidad: son producto de un arduo camino deportivo. De acuerdo con la docente, el entrenamiento físico de Nercely ha sido constante durante el ciclo olímpico de 4 años. La Gacela está confiada en que, si la joven refuerza aspectos técnicos –como su “salida”, la disposición del cuerpo para comenzar la carrera– los resultados que puede brindar no tienen límite. “Nos sentimos más que orgullosos de tener a Nercely y que sea parte de nuestro equipo competitivo. Estamos muy felices y emocionados por su clasificación”, finaliza la profesora.
Orgullo de LUZ
Para Egno Chávez, quien encabeza la Dirección de Deportes de LUZ, las grandes destrezas atléticas de Nercely Soto, estudiante de Educación Física, no viene de sorpresa: durante 2011 estuvo trabajando con el entrenador Isidro Barthelemy para prepararse para los Juegos Venezolanos de Instituciones de Educación Superior (Juvines), donde ganó oro en los 200 metros planos.

“En esa competición tuvo la oportunidad de medirse junto a deportistas de gran capacidad como los del estado Carabobo. Ya veíamos lo que podía ser su potencial desarrollo como atleta de alta competencia”, aseguró Chávez.

Explica que la Dirección de Deporte le ha brindado todo el apoyo posible, y Soto recibe una beca por su destacada labor deportiva. “La Universidad debe estar muy orgullosa, porque no todos los días se tiene un estudiante que participe en las Olimpíadas de 2012. Para nosotros es un orgullo”, finaliza Chávez.
Fuente: http://www.agenciadenoticias.luz.edu.ve/index.php?option=com_content&task=view&id=3270&Itemid=153

A %d blogueros les gusta esto: