Cosas ciertas y ciertas cosas

Cadenas de Fracasos del Socialismo del siglo XXI

No creemos la medida combativa de la inseguridad. Montar la GN en cada transporte de pasajeros, llamada la Ruta Segura, a manera de contrarrestarla, es una treta efectista, puro teatro. La inseguridad que impera en Venezuela, se combate con efectivas medidas organizadas, combinadas, concertadas y bien dirigidas a los objetivos precisos.

Un golpe certero debe estar dirigido a las guaridas, ghettos, conchas, madrigueras de malandros, en esos antros donde se encuentran amparados, ejemplo La Piedrita, en el 23 de enero de Caracas. La propia gendarmería, las autoridades competentes, se muestran incapaces de ponerle orden a esa balandronería.

Meses pasados, este grupo armado hasta los dientes, provocó la alarma general, desafiando a la Disip y demás autoridades, en caso de que se vieran amenazados. En la medianoche del 19 de junio, atacaron a una patrulla policial, con todas sus armas. Dejaron 14 agentes heridos, quienes guardan camas. Uno de ellos falleció a causas de las lesiones.

Autoridades tienen culillo del morado, para entrar al famoso barrio. Los Tupamaros imponen toque de queda riguroso.

Así como en La Piedrita, existen decenas de barrios en todo el país. La Bombilla, El Carpintero, en la propia capital. Altos de Rosa Inés en La Entrada, Mañonguito, cerca del Forum de Valencia, Lomas de Funval, El Socorro, en Carabobo, sin mencionar los fundados en el sur de la ciudad, los cercanos al Hospital Central en el mismo Estado carabobeño. Así como en otras ciudades venezolanas, Carabobo tiene la más alta incidencia de inseguridad; es, inclusive, la única región donde la feligresía de una iglesia católica, fue asaltada por malandros, en plena liturgia dominical y bajo el sol matutino.

Mientras no se ataquen esas guaridas de delincuentes declaradas, no se podrá ser exitoso. Cualquier programa para combatir la delincuencia fracasará, si no se procede a erradicar el origen de los males, el crimen reinará plenamente.

En El Trigal, el hampa tiene a la comunidad acorralada en el C.C. Patio Trigal. En los estacionamientos de Farmatodo y en La Mansión del Pan. En la calle Los Pardillos, a plena luz del día, roban, asaltan, abren los vehículos y todo lo que está en su interior, desaparece. Hay vigilancia privada y, a media cuadra, un puesto de la GN; así y todo. Los malandrines actúan a su libre albedrío. Los vecinos se arman, colocan alambres electrificados, rejas de acero, multilocks, alarmas. Para los hampones, no hay sistema de seguridad que valga. Visiten las guaridas, pongan orden; en esas casas hay evidencias de los robos. Lo demás es coser y tejer.

Recordemos aquel imperativo del propio Presidente…No se puede culpar, quien roba para mantener a sus hijos: debe ser la primera opción de un padre…Si ese es el pensamiento del Primer Magistrado, los ladrones se encuentran amparados por el Dios del Olimpo. En Carabobo, tanto el Gobernador como el general Alcalá Cordones, se atacan. Se acusan mutuamente de actuar a favor de autores de hechos ilícitos, mientras el hampa organizada, o no, nos acogota, y nos somete a un estado de zozobra y angustia.

La Vivienda, el asilo de damnificados de Vargas y de otras poblaciones, viven hacinados en depósitos generales, en galpones improvisados, sin ningún amparo habitacional; pero a Cuba se le construyen 150 casas en Pinar del Río; a Uruguay, República Dominicana, Nicaragua, Guatemala y Bolivia, ayuda de casas, vehículos, aviones y millones de dólares en efectivo. A todo El Caribe, incluyendo Cuba, petróleo regalado.

La Inflación, tiene ahogado al venezolano, no hay manera que el pobre sobreviva. La pobreza crítica ha aumentado. Lo que hace más severa la situación, es la escalada perversa de la inflación, la escasez de alimentos a la orden del día. Expertos aseguran que el costo de vida está sobre el 35%, la más alta del mundo. Para colmo, 26 nuevas leyes decretadas, pone la fresa sobre la torta. En una de ella, prácticamente se legisla que las juntas comunales van a determinar el consumo de alimentos, decidirán qué vamos a comer. Simplemente, el maldito racionamiento cubano.

Chávez al recibir la presidencia, el barril de petróleo costaba US$ 9; hoy frisa los 120 dólares cada pipa de oro negro. Y no se ve obra de envergadura. Lo peor es que la deuda externa ha aumentado en 40%. El Gobierno está sin dinero para afrontar compromisos pendientes, para el pago de médicos, educadores, enfermeras y otros empleados. Las reservas internacionales, en apenas 38 mil millones de dólares. Protestas en todas partes. Empresas privadas en huelgas ilegales, problemas generales, acosos del Seniat, del Indecu. El colmo es el déficit en la balanza de pagos: menos 12.000 millones de dólares. ¿Devaluación…? ¿Hiperinflación..? ¿Deflación…?. ¿Estanflación…? Es negrísimo el panorama venezolano.

Vialidad. Las carreteras y autopistas en deplorables condiciones, las nuevas vías en construcción desde la cuarta, abandonadas. El ferrocarril a paso de morrocoy, muy poco personal en la red ferrocarrilera, por lo que no hay adelantos. La autopista de Oriente y carreteras vecinas, la carpeta asfáltica sin mantenimiento. Calles y avenidas de las ciudades en malas condiciones, el tráfico es endemoniado, no hay vías nuevas.

Salud. Es una tragedia lo que sucede en el sector de la Salud. Los hospitales, ambulatorios, IVSS, Barrios Adentro, todos es un desastre. No hay una política de medicina preventiva, menos curativa. Enfermedades desaparecidas, han retornado. No se consiguen medicinas para enfermedades de alto riesgo.

Justicia. No hay, los comisarios Forero, Simonovis, Vivas, presos por cinco años sin recibir sentencia firme. La Fiscalía se vale de artimañas para mantenerlos bajo custodia; jueces complacientes, coadyuvan la injusticia. Más de 150 presos políticos, periodistas, militares, abogados, médicos, presos por disidentes. El Poder Moral no existe. El TSJ atiende sólo la justicia del Gobierno, sino recuerde aquel del ¡U…U…AH, Chávez no se va…! en pleno Congreso de magistrados. La AN es una parodia llena de focas. Los militares, unos lacayos. Con las nuevas leyes se acentúa la inseguridad jurídica, contra los bancos, las empresas y desaparece por completo la propiedad privada.

Derechos Humanos. Cientos de denuncias en los organismos nacionales e internacionales. Unos han recibidos medidas cautelares, otros permanecen en los tribunales esperando justicia. Lo de los inhabilitados, no tiene parangón mundial. El Pretor Russian es un vulgar verdugo. Los mártires de PDVSA, dispersos en el mundo.

Chávez se burla de los que votamos NO el 2 de diciembre. Esa diarrea de leyes, imponiendo lo rechazado en las urnas, es prueba que Joseph Stalin ha revivido en Venezuela. La paciencia del venezolano llegó a su límite. A la calle, a protestar, a demostrar nuestra dignidad de pueblo oprimido, artículo 350 ya. Este un país de leyes, por encima de la gente.

Chávez tiene pendiente muchos delitos: es traidor a la patria, es el ciudadano que ha sacado más divisas del país, los regalos que hace a Evo, a Fidel, a Ortega, a Guatemala, Uruguay, a Argentina. Toda esa rebatiña es en dólares, que cuesta subir un corozo, conseguir al venezolano, lo extrae el Presidente impunemente, empobreciendo las reservas nacionales, los que nos llevará a la ruina.

Anuncia nueva compra de 1.000 millones de dólares en bonos basura del País del Sur.

Mientras no se ataquen esas guaridas de delincuentes declarados, no se podrá ser exitoso. Cualquier programa para combatir la delincuencia, fracasará. Si no se procede a erradicar el origen de los males, el crimen reinará plenamente.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: