Cosas ciertas y ciertas cosas: “es la Economía, estúpido”

“Es la Economía, estúpido”
James Carville

He tomado la frase de James Carville prestada, para escribir sobre las finanzas venezolanas. Carville fue estratega de la campaña electoral de Bill Clinton, cuando competía por la presidencia de EE.UU., en contra George Bush, padre. La frase fue conocida internacionalmente, dándole una popularidad a Clinton por encima de Bush, que antes le llevaba una pequeña ventaja.

Pese a la sentencia de Hugo Chávez, que estábamos blindados, refiriéndose a la debacle financiera del país del norte, rectificó más tarde, diría, que no vamos a pasar ilesos por la debacle del imperio. Será una ráfaga que nos tocará, pero estamos preparados, porque tenemos unas finanzas fuertes y nuestras reservas son sólidas. Cosa que no creemos.

Anteriormente, el BCV era una entidad con personalidad jurídica propia, manejado según criterio independiente de los directores. Recordemos, que el Presidente, no podía meter la mano sin antes contar con la venia de los directores. Por eso aquel pedido de… un millarcito, por favor, para programas importantes… No se le dio y de allí, se empeñó en cambiar las estructuras de la Entidad y poner a una directiva que favoreciera sus intenciones, promoviendo la salida de un director integro y honesto como Maza Zabala.

Nadie sabe cuánto tiene Venezuela en las reservas, nadie sabe en cuál banco, nación. Si Irán, Rusia, lo tiene Fidel, su más fiel consejero en finanzas, un vividor de la mas baja calaña, antes de Rusia ahora de Venezuela. Es un secreto que sólo Chávez sabe, para manejarlas a su antojo.

Por el Ministerio de Finanzas han pasado 10 funcionarios, sin que ninguno haya dado la talla como operador de los dineros del Estado. Tres de ellos han sido acusados de manejos dolosos: Tobías Nóbrega, lo busca la justicia para que explique detalles de los bonos estructurales. Morante, sigue sin dar explicaciones claras sobre su comportamiento en ese despacho. Rafael Isea, candidato a gobernador de Aragua, tiene millones de dólares que no se sabe su destino. Nadie sabe dónde ha ido a parar esa gran cantidad de dólares.

Pero todos, nombrados por el propio Chávez, no saben nada de finanzas, de economía, y menos de presupuesto. Hoy está desempañando la asignatura financiera un hombre de la guerrilla, el comandante Fausto: Alí Rodríguez Araque, preparado para manejar la crisis, la inflación, la importación de alimentos, la disposición de dinero para las diferentes misiones, para los hospitales, para las escuelas, para las comunidades, en vista de la difícil situación económica de PDVSA, de donde se dispensaban los recursos en dinero, para todos los programas de ayuda del Gobierno, interno y externo. Un técnico petrolero asegura, que la industria sólo produce un millón de barriles diarios, de una cuota de 5 millones. Sume a esto los bajos precios del producto. Un banco de Escocia le negó a la industria un préstamo de 4.500 millones de dólares, por insolvencia.

La crisis en la industria petrolera es de pronóstico reservado. Tres barcos dependientes de PDVSA, han sufrido accidentes graves en la navegación de rutina. Varios trabajadores han sufrido accidentes laborales: dos de ellos mortales. La electricidad ha fallado en muchos estados, causando graves problemas a la comunidad. Recuerde que ha sido nacionalizada. Apagones todos los días. Se compraron unos generadores viejos y periclitados de Cuba, y que para paliar la crisis. A Nicaragua se enviaron generadores de primera, para aliviar problemas eléctricos en ese país. La refinería de Punto Fijo, la más grande del mundo, ha sufrido varias contingencias de producción y accidentes de trabajo. Se importa gasolina para satisfacer demanda nacional. Para completar la faena, los bonos de la industria bajaron a la mitad de su valor.

La avenida Vicente Emilio Sojo, ilustre venezolano, de la Urbanización del mismo nombre, en Miranda, está intransitable. Muchos huecos y zanjas. El director de Servicio Público reconoce el problema, pero no cuenta con los recursos económicos para solventar la situación.

Recuerdo que una calle de San Pedro de Macorís, en República Dominicana, tierra de Sammy Sosa, fue asfaltada totalmente, como premio del Líder para el pelotero, cuando estuvo bateando pelotas que le lanzaba el Presidente. Sosa se empavó. Una recta le quebró el bate y se descubrió que estaba relleno de corcho, lo cual está prohibido.

Por cuarta vez, el Banco Industrial de Venezuela, necesita del apoyo financiero del Estado, por su indebida descapitalización, por manejos dolosos. Entre julio y septiembre, las pérdidas ascendieron a 11 millones de Bolívares Fuertes, (11 mil millones corrientes). En los últimos 21 meses, acumula un saldo negativo de Bs. F. 79 millones. Y aunque usted no lo crea, no hay culpable. En la misma situación se encuentran otros bancos, bajo la protección del Estado: FONDENE, manejado por Isea, el candidato a gobernador de Aragua, dejó unos estados financieros, que el más simple análisis, refleja saldo en rojo, rojito y no se consigue responsable. FONDENE tenía 1.400 millones de dólares en el Lehnman Brothers, el mismo de la debacle en EE.UU. El Consejo de Economía alerta sobre la fragilidad de las finanzas venezolanas. Nadie le para.

Cuando todas las empresas privadas que el Régimen le ha puesto la mano, no producen nada y no tienen vida porque es una pérdida total, es que palpamos que la crisis es tridimensional

O sea, que la crisis está latente y patente. Lo de la debacle gringa, la empeora, no hay duda y la sufriremos todos. Más los pobres que los ricos, es el sistema.

Pero a eso nos ha llevado el Régimen. No hay capacidad, no hay factor humano que lo resuelva. Lo que reina es la ineficiencia, la ineptitud, la desidia, el autoritarismo.

Pobre Venezuela: la han llevado al degredo, al precipicio. No vemos la luz al final del túnel. Lo que nos causa es crispación y desazón.

Sólo nos resta el voto sensato este noviembre. Que nadie se quede en su casa. Todos debemos salir a votar, con responsabilidad, a mostrar el descontento contra los insultos. Nos llama plastas, también m…luego del 2D; traidores, desgraciados, golpistas, que tenemos el diablo por dentro, que nos va volver polvo, que fritará nuestras cabezas en aceite hirviendo. Nos borrará del mapa. Que Carabobo es tierra de traidores. Sólo sus partidarios tendrán ayuda económica en su gestión.

Vote, debemos salir aunque sea paso a paso. Debemos aliviar a Venezuela de tanta maldad.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: