Credit Suisse: La economía venezolana crecerá 20%

Este miércoles 6 de abril, el banco suizo de inversión Credit Suisse actualizó las cifras de crecimiento macroeconómico de Venezuela durante 2022 en su informe anual.

En la publicación, el Credit Suisse indica que el Producto interno Bruto (PIB) de Venezuela crecerá un 20%, en comparación con el 4% con el que cerró el pasado año 2021.

El banco de inversión Global se fundamenta en el alza actual de los precios del crudo. No obstante, algunas empresas nacionales e investigadores venezolanos consideran como una estimación muy optimista y reconocen cifras más bajas para el PIB del 2022.

El Banco de Inversión Global Credit Suisse al re-estimar un incremento del 20% en el Producto Interno Bruto (PIB) venezolano para el año 2022. Modificó su proyección original sobre el crecimiento de la economía nacional y dio a conocer este miércoles 6 de abril a través de un informe emitido por la institución financiera.

Con esta revisión, la previsión sufrió un incremento de 15,5 puntos al pasar de 4,5% -como proyectaba la organización en su informe previo-, a 20,0% en la nueva fecha.

Igualmente, Global Credit también aplicó un aumento con respecto a la previsión del 2023, donde señalan un posible crecimiento del PIB real de Venezuela al 8,0% (desde una estimación anterior del 3,0%).

Si somos precisos, estos podrían terminar estando entre las huellas de crecimiento más fuertes a nivel mundial para estos años. Sin embargo, queremos ser claros, las cifras de alto crecimiento no deberían sorprender después de que la economía venezolana tocó fondo en 2020. Nuestro pronóstico para este año se basa en gran medida en la expectativa de que el PIB petrolero aumentará más del 20%, precisó la empresa.

En este orden de ideas, Credit Suisse destacó que la producción de petróleo en Venezuela registró el año pasado un promedio de producción estimado de 550 kbpd. “Por lo tanto, un aumento en la producción de 100-150 kbpd implica un alza de alrededor del 20-25%. Además, los datos de alta frecuencia hasta la fecha sugieren que la movilidad podría aumentar un 25% interanual este año, lo que está en línea con los informes de un mejor suministro de combustible y una mejora en la actividad del sector privado”, añade el texto.

Asimismo, detalló que los datos fiscales y de comercio exterior del país, han permitido prever que Venezuela registre un importante crecimiento económico en 2022. Según estimaciones del banco de inversión, los ingresos fiscales obtenidos entre enero y marzo de este año representan un total de $1.100 millones, monto que se aproxima a una recaudación 2,2 veces más que la cobranza de impuestos en el mismo período del año pasado.

Importaciones venezolanas en aumento

En su informe, Credit Suisse también precisó que, según sus estimaciones, la recaudación de impuestos en dólares podría expandirse este año por encima del 40%.

Además, los datos de direcciones comerciales del FMI muestran que las importaciones de Venezuela han estado creciendo de manera constante hasta llegar a $1.000 millones en diciembre de 2021; si la tendencia persiste, las importaciones venezolanas podrían crecer más del 15% en 2022. Reconocemos que todavía es muy pronto en el año para ser tan optimistas, pero es probable que los altos precios del petróleo se mantengan aquí por un tiempo, lo cual es otra razón más para sentirse optimista sobre el crecimiento de Venezuela, alegó.

Desaceleración inflacionaria

Con respecto al tema inflacionario, el banco expuso que la inflación mensual venezolana continúa a la baja y recordó que el país registró una inflación mensual del 2,9% en febrero del año en curso, su cifra más baja en ocho años.

Creemos que la mejora en el proceso de formación de precios se debe, en parte, a las intervenciones de las autoridades para evitar una mayor depreciación del bolívar, que está brindando un ancla nominal a la economía. Además, creemos que la dolarización y la reactivación del sector privado probablemente han reducido la escasez y mejorado la competencia de precios entre las empresas, indicaron.

Del mismo modo, la institución redujo su pronóstico de inflación general anual para fin de año a un 70%, frente a una proyección anterior del 150%. Mientras que para 2023, pronostican una inflación de fin de año que ronda el 50%, monto que se encuentra por debajo de una expectativa previa del 80%.

Finalmente, para el sector externo, esperan que Venezuela registre un superávit en cuenta corriente de alrededor de $4 mil millones este año y explicaron que sus consideraciones se fundamentan en las alzas en los precios del petróleo, además de un probable aumento de las exportaciones. En nuestro cálculo, tenemos en cuenta la pequeña probabilidad de que las sanciones de EEUU a Venezuela se relajen un poco, apreció el banco.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: