Crisis Energética Venezolana serio problema para el Presidente Chávez

«Las crisis son oportunidades de cambio.»

Según cifras oficiales, la demanda de energía eléctrica en Venezuela supera en unos 1.000 MW la generación diaria, que ronda los 16.200 MW. La crisis energética ha llevado a racionamientos de energía en todo el territorio y ya ha habido varios importantes apagones.

El Presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) ha manifestado la posibilidad de arreciar medidas de recorte del suministro eléctrico, en actividades productivas fundamentales para el desarrollo del país, como es el caso de las industrias básicas y minería de Guayana, además de la manufactura y los centros comerciales.

El Centro Nacional de Gestión (CNG), órgano técnico del sector, informó en su boletín diario que desde el 24 de diciembre al 3 de enero (fecha de actualización del registro) la planta Ramón Laguna (Zulia) mantiene fuera de servicio la unidad número 7, dejando de aportar al sistema aproximadamente 125 megavatios (Mw).
Asimismo la planta Josefa Joaquina Sánchez (Tacoa) de la Electricidad de Caracas (EDC) reportó la salida de la unidad 8 desde el 24 al 29 de diciembre; el 30 estuvieron todas su máquinas operativas y a partir del 2 de enero está inactiva la unidad 7, reservando la inyección al sistema de alrededor de 350 Mw. Ambas generadoras no están produciendo cerca de 475 Mw.

Lo cierto, que desde finales del 2009, se ha venido presentando el racionamiento de la energía eléctrica en todo el país y se mantiene en los dos meses que van del año del 2010, no se percibe solución inmediata, y ello ha generado descontento, protestas en todas las ciudades del país; pero especialmente, en la Capital, Caracas, cuyos moradores han sido los más afectados ante las medidas del Gobierno, al establecer planes de racionamiento hasta de cuatros horas.

Todo ello, desde luego, tendrá repercusiones en las elecciones legislativas del 2010, aunado a la devaluación del bolívar que afectará significativamente al venezolano. Están previstas elecciones legislativas para septiembre de este año, cruciales para el proyecto de gobierno de Chávez.

Pedro Palma, economista, ante esta situación, en un foro realizado en Caracas sobre este tópico, ha opinado que el país sudamericano, que en 2009 registró una inflación de 25%, la más alta de la región, no podrá evadir los efectos de la devaluación, un asunto que impactará el empleo y el ingreso de los venezolanos. El economista Pedro Palma lo estimó nuevamente, durante un foro sobre perspectivas económicas y sociales.

Según el especialista, estos efectos negativos serán mayores que los beneficios que pueda traer la expansión del gasto público, que se logrará gracias a la devaluación y que hará subir los ingresos del fisco en un año electoral.

«Va a ser un año de recesión económica, un año difícil, complejo, caracterizado por estancamiento económico e inflación.»

«Esto se va a traducir en mayor desempleo y, sin duda alguna, disminuirá la calidad de vida y el ingreso real, y la capacidad de compra de los venezolanos va a seguir reduciéndose tal como en 2009.»

No hay que olvidar, expone Palma, que a inicios de enero de 2010, el Ejecutivo depreció el bolívar, que se mantenía en 2,15 por dólar desde 2005. Desde entonces, rigen dos precios oficiales del dólar: 2,60 para productos de primera necesidad, remesas e importaciones del sector público y 4,30 para el resto de productos y la venta de los dólares obtenidos con el petróleo. Previó, que para 2010, podría registrarse una contracción de la economía, similar al -2,9% de 2009; pero «el efecto podría ser mayor», dependiendo de la situación eléctrica.

Por supuesto que a todo ello se agrega, como se ha expresado, la crisis energética que es una bomba de tiempo, y que el Gobierno nacional debe prestarle la atención lo más pronto posible, para dar las soluciones que no conlleven a protestas, descontentos muy significativos en la armonía de un país, y más cuando el presidente Chávez no puede equivocarse en sus acciones, que ya otras han dado paso a manifestaciones, descontentos, que lo ha afectado en su popularidad.

Todo esto se acrecienta más cuando, como lo destaca latan.msn.com, el presidente Chávez a lo decretado recientemente a través de cadena, las medidas anunciadas los últimos meses, que buscan reducir el consumo de energía e incentivar el ahorro.

Fernando Branger, experto en el tema ha dicho, que es una realidad que: «Ha disminuido la energía que produce el embalse del Guri y, por otro lado, no es suficiente la potencia de las centrales termoeléctricas. Estos dos factores combinados, nos llevan a la situación de hoy día. ¿Si es posible solucionarlo a corto plazo? Es difícil.» El embalse del Guri, al sur del país, con sus aguas en niveles críticos debido a la sequía, es responsable de un 70% de la energía consumida en Venezuela. El resto de la generación está basada en centrales termoeléctricas.

Recientemente el Gobierno afirmó, que este año ingresarán 4.000 MW nuevos de capacidad energética a las redes de transmisión.

«La experiencia de los últimos años, cuando no se ha cumplido con lo que se prometía en esta área, hace que sea cuestionable ese anuncio», ha comentado Branger.

Es definitiva, la crisis energética es muy significativa para las aspiraciones del presidente Chávez en sus proyectos, quien deberá estar atento a la decisión tomada desde 1° de enero, cuando comenzó a aplicarse el plan de racionamiento de energía en Venezuela. La medida, según reportan agencias de noticias internacionales, ha provocado importantes restricciones en la vida nocturna para los venezolanos, debido a las imposiciones horarias en cines, bares y restaurantes, con el objetivo de reducir el consumo eléctrico de los sectores comercial, residencial e industrial en un 20%.

Las restricciones en el suministro, también afectan a los centros comerciales, que están obligados a funcionar hasta las 21:00 horas, tras lo cual deberán hacerlo con generadores propios.

Por supuesto, otro sector representativo determinante en la vida económica del país, es el empresarial que se ve seriamente afectado en su operatividad.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: