Cuentas Externas: Nada bueno

El Banco Central de Venezuela acaba de publicar los principales indicadores sobre el comportamiento de la economía venezolana en el primer trimestre del año 2013. Entre ellos, las cifras de balanza de pagos, que muestran los intercambios económicos con el exterior. Es de la más alta importancia analizarlas.

En materia de exportaciones, éstas alcanzaron a los 22.200 millones de dólares en ese primer trimestre del presente año. Esa cifra es menor que lo presentado en materia de exportaciones en cualquier trimestre del año anterior. Así, por ejemplo, en el primer trimestre del 2012 esas exportaciones alcanzaron a los 25.736 millones de dólares. Si las cosas siguen por esa vía, la economía venezolana recibirá durante el presente año una cantidad menor de divisas que en el año anterior, lo cual obviamente no es una buena noticia.

De las exportaciones mencionadas, sólo 832 millones de dólares lo fueron de exportaciones no petroleras. Esa cantidad es también menor a lo ingresado por ese concepto en cualquier trimestre del año anterior. En el primer trimestre del año 2012, por ejemplo, esas exportaciones no petroleras sumaron 1.059 millones de dólares. Bajan, por lo tanto, las exportaciones petroleras y no petroleras.

Las importaciones, sin embargo, aumentaron  levemente. Alcanzaron a los 13.910 millones de dólares, en circunstancias que en el mismo período del año anterior habían alcanzado a 13.716 millones de dólares.  Las declaraciones de la Presidenta del BCV afirmando que el año anterior se habían financiado a empresas de maletín, lo cual era un error que este año no volverían a repetir, no se traducen en una menor asignación de divisas. 

SALDOS NEGATIVOS

En la cuenta de servicios, el saldo negativo alcanzó a 4.256 millones de dólares, destacándose allí el rubro Otros, donde el saldo negativo pasó de 1.762 millones de dólares en el primer trimestre del 2012, a 2.031 millones de dólares en el mismo período de este año.

En lo que respecta a la Cuenta de Renta, el saldo negativo fue de 2.067 millones de dólares, cantidad muy similar a la que se presentó en cada uno de los trimestres del año anterior.  Allí destacan las utilidades reinvertidas o por lo menos no remesadas, de las empresas extranjeras presentes en el país.

En el conjunto de la cuenta corriente de la balanza de pagos, se presenta un superávit de 1.747 millones de dólares, bastante menor que el superávit que presentó la cuenta corriente en el primer trimestre del 2012, que fue de 5.689 millones de dólares.

En lo que respecta a la cuenta de capital, cabe destacar los siguientes aspectos de interés:  los pasivos del sector publico disminuyeron en 1.455 millones de dólares, fundamentalmente por el pago de deudas a China y Japón por parte del Gobierno y del sector petrolero; las “Otras Inversiones” del sector público mostraron un déficit de 3.072 millones de dólares como consecuencia del incremento de las cuentas por cobrar de tipo netamente comercial, del incremento de los depósitos externos de las empresa públicas, fundamentalmente petroleras, y de los nuevos montos que se agregan a las cuentas por cobrar derivadas de los Convenios de Cooperación Energéticos.

Los saldos de cada una de las cuentas y subcuentas de la balanza de pagos –cuenta corriente, cuenta de capital y financiera, errores y omisiones- se consolidan finalmente para dar origen a una cifra que marca el aumento o la disminución de las reservas internacionales. En el trimestre que analizamos se presentó una disminución de reservas de 2.642 millones de dólares, lo cual, en buen romance significa que hubo que sacrificar esa cantidad de las reservas internacionales para poder cancelar los déficits acumulados en el conjunto de las operaciones comerciales y financieras  del país.

DESASTRE

Si estas cifras presentadas durante el primer trimestre del año se reeditaran o se mantuvieran durante los trimestres que siguen, el resultado al final del año, o antes, sería un desastre de grandes dimensiones. En algún  momento debe haber un gran viraje. Entre otras razones, porque las reservas internacionales no resisten otro bajón de 2.600 millones de dólares.

Blog: sergio-arancibia.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: