Delta Amacuro

(Redacción) – www.VenezuelaTuristica.com – Todavía, son pocos los visitantes que han tenido contacto con sus bellezas naturales y las poblaciones indígenas que habitan en esta región. ¿Por qué? Salvo unos 120 Km de rutas utilizables por vehículos de tierra alrededor de la capital de Tucupita, su extenso sistema de carreteras es fluvial, formado por centenares de caños y brazos del Río Orinoco.

El Orinoco es el octavo río más largo del mundo y el segundo más largo del continente, después del Amazonas. Con sus 2.140 km de largo y con desembocaduras hacia el Atlántico, el Río Orinoco vacía unos 18.000 metros cúbicos de aguas lodosas por segundo en el océano, agregando unos 44.5 metros cúbicos de nueva tierra al año.

La geografía existente en este estado, ha conllevado a que el estilo de vida de sus pobladores originales, los indios Waraos, gire en torno al agua. Incluso la palabra Warao quiere decir «personas en canoa» en la lengua autóctona de estos indígenas. Los Waraos viven en Palafitos, que son casas construidas al borde del río y utilizan canoas como único medio de transporte confiable. Los indios Waraos son personas con destrezas artesanales que han sido ampliamente conocidos como hábiles constructores de curiaras (canoas hechas de un solo leño), collares, figuras talladas en madera, canastas, cestos y chinchorros hechos de las fibras obtenidas de la palma del moriche.

Ahora bien, el principal atractivo turístico de esta región lo representa su ecosistema, la población de indios Waraos y la selva tropical. Sin embargo, existen los siguientes sitios que pueden resultar de interés para los turistas:
Iglesia de San José de Tucupita: es la iglesia de la misión de Capuchinos que fue construida en 1930 y representa la edificación más antigua de dicha ciudad.
Catedral de la Divina Pastora: se completó en 1982 después de casi tres décadas de trabajo esmerado.

Los Castillos de Guayana: son dos fortines construidos con el fin de defenderse de los ataques de los piratas. El San Francisco de Asis fue construido en el siglo XVII, tiene dos plantas y su arquitectura es de estilo colonial. Mientras que El Padrastro o San Diego fue construido entre los años 1734 y 1735 por Juan Valdez.

Saltos de «El Toro» y «Acoima»: son dos hermosos lugares naturales de imponente esplendor y belleza que se encuentran ubicados entre Manao y Santa Catalina.
Parque Nacional Mairusa-Delta Orinoco: justo en medio del Delta del Orinoco emerge este parque nacional que es considerado uno de los más grandes del mundo con sus 550.000 hectáreas. Cuenta con manglares, selvas, sabanas y pantanos deltanos. Es uno de los territorios en donde habitan los indios Waraos, que aún mantienen sus costumbres ancestrales.

Pero si usted principalmente quiere conocer la tierra de los Waraos, la opción más recomendable es tomar un paquete turístico a través de uno de los campamentos que allí operan. En este sentido, en el Delta se cuenta con el Campamento Boral, que esta ubicado en el río Morichal largo, al sureste de Maturín. En este campamento, los turistas podrán conocer directamente y con la asistencia de guías especializados bilingües, a los indios Waraos, así como una exótica fauna y flora.

Fuente: www.VenezuelaTuristica.com

A %d blogueros les gusta esto: