Dolarizar el país logrará estabilidad monetaria y alentará la inversión

Valencia, marzo 1 (Marlene Piña Acosta).- El economista Guillermo García, representante del grupo monetario Tren Venezuela, considera que una dolarización en el país no es una fórmula mágica para resolver los problemas económicos, pero logrará, a corto plazo, la estabilidad monetaria.

El experto difiere de la opinión de Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, quien planteó en el foro Perspectivas económicas 2015, recientemente celebrado por Venamcham, en Valencia, que la dolarización no es una solución viable y advirtió que podría generar impactos sociales fuertes. Sin embargo, reconoce que Asdrúbal Oliveros es un gran economista, por lo que sigue sus opiniones y comentarios.

El representante de Tren Venezuela, organización que propone ideas para la reconstrucción nacional, sostiene que la estabilidad monetaria que se lograría con la dolarización, incluye una reducción drástica de la inflación a nivel de un dígito, tasas de interés bajas, y de la incertidumbre para invertir. Se recuperará el ahorro y el patrimonio de los venezolanos, porque se elimina el riesgo de la devaluación y el financiamiento crediticio mejora.

La dolarización alentará la inversión extranjera y nacional de largo plazo por la estabilidad monetaria y baja inflación. Potenciará fuertemente la posibilidad de inversión de las grandes petroleras multinacionales en la faja, e inversiones agroindustriales y agrícolas de los países del Mercosur y América Latina.

García defiende sus argumentos por varias razones. Citó la situación de desequilibrio del mercado cambiario en Venezuela en los últimos 24 meses, y las medidas adoptadas por el Ejecutivo Nacional de devaluar el bolívar y eliminar el Sitme, creando el Sicad I, Sicad II y ahora Simadi, que a su juicio, han llevado a que el valor intrínseco del bolívar se haya pulverizado. Esta situación ha generado cada día mayor presión sobre la tasa de tipo de cambio y en la desconfianza del bolívar como moneda de reserva, ahorro y patrimonio, lo que genera a su vez mayor presión sobre la moneda, creando un círculo vicioso de mayor devaluación, mayor inflación, pérdida de la confianza, poder de compra de los salarios y descapitalización de los venezolanos.

El Ejecutivo Nacional y el Banco Central de Venezuela han intentado, mediante políticas heterodoxas, frenar esta situación sin hasta ahora lograrlo. Le pregunto al economista Oliveros ¿Será posible tener éxito siguiendo estas políticas o políticas ortodoxas como Colombia y Perú? ¿O ha llegado el punto de inflexión, donde la única opción sea la dolarización plena para un quiebre total de las expectativas de devaluación futuras, desconfianza y abatir la inflación a un dígito en el mediano plazo, mejorando la calidad de vida de los venezolanos? , insistió el economista Guillermo García.

El especialista hizo observaciones a los argumentos en contra de la dolarización plena que señalarían que su implementación haría que el BCV ceda la posibilidad de emplear la política monetaria para planificar la economía del país.

Fuente: El Notitarde

A %d blogueros les gusta esto: