El problema de ser pobre es que te ocupa todo el tiempo.
Willem de Kooning

CONSIDERACIONES, ALCANCE, REPERCUSIONES

El Programa de la especialidad de Gerencia de Calidad y Productividad del Área de postgrado de Faces de la Universidad de Carabobo, no puede ignorar lo que en el presente está originando el incremento de la economía informal en el país. Al respecto a través de foros, seminarios, investigaciones sobre su alcance y repercusiones, sus participantes se pronuncian dando sus opiniones, que se dan a conocer algunas a través de este escrito, a fin de que el lector interesado en estos temas las considere.

Isabel Montt, al respecto señala en forma general, que la economía informal se refiere a aquellas actividades que realizan algunos agentes económicos, caracterizadas por: evasión de impuestos, precariedad en su realización; bajo nivel de capacitación, y escaso equipamiento; no obstante, se debe diferenciar de la economía subterránea, la cual se refiere a actividades como contrabando y narcotráfico.

Para la Organización Internacional del Trabajo, la economía informal se refiere a:

• Los empleadores y trabajadores que no pueden encontrar oportunidades de empleo o de negocio en la economía formal –en cuyo caso se trata de una estrategia de supervivencia– así como aquellos que escogen mantenerse en la informalidad;
• Las personas que consideran que los costos que entraña el cumplimiento de la legislación y la reglamentación para realizar actividades económicas en el marco de la economía formal a menudo sobrepasan los beneficios;
• Las personas que atienden con frecuencia a consumidores relativamente pobres y que exigen bienes y servicios a precios asequibles;
• Las personas que han tenido que elaborar sus propias reglas o normas para suplir las que el Estado no ha sido capaz de proporcionar, o por carecer de acceso a ellas.

La economía informal se constituye de diversas actividades resaltantes en América Latina, como: Construcción informal, que son construcciones totalmente fuera de ley, como ocurre en el caso de las barriadas. El comercio informal, que es aquel que se lleva a cabo a través del comercio callejero (vendedores ambulantes o buhoneros), que existen en todas las ciudades de América Latina. También existe la industria informal, que en América Latina es de dos tipos; uno es el propio industrial formal que informaliza parte de su producción, como consecuencia del alto coste de la regulación o de los impuestos. Aunque esconda parte de su facturación, no es una persona diferente al industrial ya establecido. En muchos casos se ha visto obligado a hacerlo, porque el coste de la legalidad es muy alto en América Latina. Y otro, que son los artesanos o los industriales propiamente informales, que se dedican de una manera completamente ilegal al desarrollo de alguna actividad manufacturera.

Existen los servicios informales, como es el caso del transporte, que muchas veces se desarrolla paralelamente al servicio formal de transporte urbano subsidiado por el Estado.

La economía informal se ha formado, a raíz del proceso de industrialización acelerada, las migraciones rural-urbanas, el crecimiento demográfico, físico y económico de las principales ciudades latinoamericanas, fueron sentando las bases paulatinamente, de los problemas de empleo, vivienda y conformación de zonas deprimidas en los márgenes urbanos, con distintas denominaciones (barrios). En estos ámbitos citadinos, una vez que se fueron agudizando los problemas económicos y sociales y el empobrecimiento de crecientes masas humanas, se conformaría el territorio concreto y real objeto de la discusión sobre la “informalidad”, y en cierta forma, sobre la noción de “marginalidad.”

Este desarrollo de economía informal que se ve en Venezuela, trae consecuencias negativas para el país, principalmente porque le quitan mercado a la economía formal, trayendo como consecuencia mayor evasión fiscal. Aunado a esto, la calidad de vida de las personas se degenera, por las propias condiciones en las que ejercen sus trabajos sin ningún tipo de beneficios ni servicios básicos.
También la informalidad representa deterioro de los niveles de salubridad, incremento de la inseguridad, y poco a poco, más empobrecimiento.

Algunos informales surgen al no poder ingresar en la economía formal, porque ésta impone sobre las sociedades latinoamericanas un coste tan oneroso, que resulta insufragable para las personas y para los empresarios con pequeños ingresos. La informalidad es entonces una situación en la cual, la gente quiere trabajar legalmente pero no puede. Lo único que le queda es trabajar en esa zona de relativa ilegalidad, que el resquicio legal deja en la sociedad de Latinoamérica.

Los informales, por ejemplo, no pueden recurrir a un tribunal para hacer valer sus contratos. Padecen igualmente de una insuficiencia crónica de derechos de propiedad que, a la larga, termina influyendo negativamente en su productividad.

En sí, la economía informal desemboca en:

1. El acceso restringido o la falta de acceso a organizaciones que representen adecuadamente los intereses de los empresarios y de los trabajadores.
2. Perpetuación de la pobreza.
3. La pérdida de ingresos por parte del gobierno y de las autoridades locales.
4. Corrupción endémica.
5. El uso ineficaz de los recursos, que desemboca en menores ganancias económicas, con repercusiones negativas sobre las tasas de crecimiento nacional y los resultados económicos y sociales globales.
6. Condiciones de trabajo insuficientes.
7. Falta de acceso al capital, al crédito y a la tecnología.
8. Bajos niveles de productividad.

Nathaly Álvarez opina sobre el tema que la Economía Informal es un fenómeno social, económico, político, que conlleva a la usurpación de los derechos de terceros, ocupación ilegal de espacios públicos, desorden y congestión de espacios urbanos, conflictos de intereses que dificultan el diálogo y propicia situaciones delictivas, produciendo inseguridad al ciudadano.

En Venezuela, se están experimentando nuevas formas de atacar la pobreza; emergen nuevas iniciativas para luchar contra el analfabetismo, aparecen mecanismos dirigidos a lograr la capacitación laboral de los sectores más pobres y excluidos de la esfera laboral formal, surgen nuevos instrumentos orientados a la inclusión en el sistema educativo formal, básico y superior; otras estrategias están dirigidas a mejorar el acceso a la atención primaria en salud, a la seguridad alimentaría, a la conformación de cooperativas, entre otras. Conjuntamente asistimos a la disposición del Gobierno nacional.

Las características de la economía informal son diversas en cada país y para cada ciudad; están directamente relacionadas con el tipo de ordenamiento vigente, la situación socioeconómica, legal, política y estructural, que establecen los marcos políticos institucionales vigentes.

La economía informal constituye una respuesta cultural y de tradición familiar al problema del desempleo y, gradualmente, mantienen una vinculación complementaria y de servicio al sector formal. Dada la magnitud del problema y la mano de obra que ocupa, amerita una preocupación y atención particular de los Gobiernos locales, ya que mediante su formulación simultáneamente abre nuevas posibilidades de desarrollo.

Las Instituciones más adecuadas para desarrollar estrategias de intervención de la economía informal son los gobiernos locales, que requieren reforzar su capacidad de gestión y articulación con otras instancias públicas y privadas, así como de suficientes recursos financieros y de la capacidad de ejercer la autoridad local con autonomía política y administrativa.

La economía informal simplemente trata del sector de la economía que no aparece en las estadísticas oficiales, las transacciones se llevan a cabo principalmente en efectivo y no se pagan impuestos.

En los últimos años, la economía imformal se ha venido desarrollando en América Latina, y especialmente en Venezuela. Una de las principales causas de la generación de la economía informal, es la fuerte crisis económica de tal magnitud que, en este país, el aumento de la pobreza ha crecido en forma vertiginosa, consecuencia de la disminución de las fuentes de empleo que, a su vez, causa un deterioro del poder adquisitivo de nuestra población.

Otra causa es la recesión económica, la cual se destaca generalmente por una desactivación del aparato productivo, provocando el cierre de muchas empresas y numerosos despidos de personal, en aquellas empresas que logran sobrevivir, originando una tasa de desempleo de las más altas en la historia económica, en el caso venezolano.

Paralelamente a esta situación, ha venido creciendo y desarrollándose un fenómeno que muchos economistas y estudiosos del tema, lo consideran un deterioro de las condiciones económicas de una nación; para otros, este fenómeno puede alivianar el problema del desempleo; se trata de la economía informal.

Se puede decir que la economía informal, funciona a través de dos vertientes, “inscriptos” y los “no inscriptos”.

En relación al primero de ellos, las operaciones mediante las cuales parte del flujo monetario generado por la economía formal se transfiere a la informal, son encuadradas claramente como tácticas de evasión.

Agrega Natahly Álvarez, que se considere, el que las causas que repercuten directamente en la generación de una economía informal también pueden verse a través de:

a) El origen y la perspectiva del sector informal como manifestaciones de un excedente de dotaciones desiguales de capital y de bienes, son los factores principales que producen una situación de desequilibrio en el mercado laboral, lo cual se manifiesta en la existencia del sector informal.
b) El carácter oligopólico de las empresas del sector moderno, obliga a los dueños de dichas empresas a compatibilizar el gigantismo de sus inversiones, eligiendo aquellas técnicas (productivas, administrativas, y gerenciales) que les permitan simplificar, mecanizar y automatizar su gestión, para minimizar el uso de su recurso escaso: La capacidad gerencial, a costo de maximizar el uso de capital. Por lo tanto, las actividades más intensivas en el uso de capital, son las más atractivas para los inversionistas del sector moderno. Este proceso tiene consecuencias sobre la distribución del ingreso y la demanda del trabajo. Resulta entonces, que estas estrategias de las empresas oligopólicas, determinan que la demanda de trabajo sea inferior a lo que suponen los modelos simples de mercados competitivos. Esta es la explicación principal para la existencia de un excedente en la oferta de trabajo urbano, que se ve enfrentado a la opción entre el empleo informal, el desempleo y el retiro de la actividad económica.
c) El comportamiento de las empresas modernas determina la segmentación del mercado laboral entre un numero importante de trabajadores que se benefician de una participación en las rentas oligopolicas de las empresas y otra cantidad, usualmente menos pero también muy significativa de trabajadores excluidos de esos beneficios y forzados a sobrevivir como puedan en actividades informales de baja rentabilidad.
d) El desequilibrio en el mercado de trabajo, donde no es posible la conciliación entre la oferta y la demanda, por las características disímiles entre ellas, es lo que se le ha llamado desempleo estructural: principal alimentador de trabajadores informales. La presencia de este componente tiene, sin duda, importancia en la generación de un contingente de trabajadores que van siendo marginados del mercado.
e) Además se agravan los problemas de demanda por situaciones coyunturales. El desempleo coyuntural se genera, como consecuencia de las variaciones cíclicas por las que suelen atravesar la economía de tiempo en tiempo, por la cual tiende a minimizarse en periodos de elevada actividad

Dirección-E:camova45@gmail.com