Economista espía

Para los economistas y estoy seguro para la gran mayoría de los venezolanos el profesor Domingo Maza Zavala es sinónimo de un profesional muy calificado, de ser brillante, y en fin de ser una persona que podría ser visto como un ejemplo entre los funcionarios públicos. Sin embargo ha ocurrido, según la óptica que hemos aprendido en estos últimos diez años, un acontecimiento bastante grave, y es que el Dr. Maza Zavala parece que se ha convertido en un agente de la CIA, en un lacayo del Imperio.

Para probar tan grave acusación nos remitimos a una serie de declaraciones que ha realizado en los últimos días, en las cuales alerta sobre algunos problemas que enfrenta Venezuela en el plano económico y sus posibles consecuencias si no los atacamos a tiempo. ¿Quién puede creer que nuestro país tiene problemas económicos?, ¿Cómo alguien se atreve a decir semejante disparate?, es por eso y siguiendo lo escuchado en esta década en el sentido de quien se le ocurra criticar lo que ocurra en nuestro país, más allá de analizar si tiene la razón, se le acusa de ser un peón del Imperio.

Por cuestiones de espacio me voy a referir solo a tres planteamientos que realizó este nuevo tarifado del Imperio. En primer lugar tenemos que el Dr. Maza comentó que en la actualidad existen tres presupuestos que se manejan simultáneamente por parte del gobierno venezolano. En primer lugar tenemos el presupuesto ordinario que aprueba la Asamblea Nacional, en segundo lugar se sabe que existe un presupuesto adicional que se va formando con los créditos adicionales que se aprueban en el transcurso del año (los cuales son bastantes y bien diversos) y un tercer presupuesto con base a los recursos que se encuentran en el famoso Fonden. Adicionalmente a esto el nuevo Piti Yanqui habla que como en este país el control de la gestión fiscal y de los recursos es prácticamente inexistente, la Contraloría General de la República no realiza sus labores, la Asamblea Nacional está pendiente de cosas más importantes y tampoco hay control de la opinión pública (en el sentido que para que estos opinen deben estar informados, pero los canales normales de información no están funcionando). En resumen no hay control confiable en el manejo de los recursos del país. ¿Usted cree posible que esto esté ocurriendo?, ¿usted estimado lector tiene alguna duda sobre los organismos encargados del control de la Hacienda Pública en este país?.

En segundo lugar Maza Zabala nos alerta sobre la situación de Balanza de Pagos que estamos viviendo. El nos habla sobre la necesidad de reajustar las importaciones, para recobrar la tendencia al superávit, y si no se empiezan a tomar cartas en el asunto y continúan las salidas de capitales al exterior, tendríamos nuevamente una balanza de pagos desfavorable, lo cual pone presión sobre la tasa de cambio y sobre las expectativas del país. ¿Es acaso un secreto que la balanza de pagos ha mostrado problemas por el abismal y paradójico (recuerden somos una economía basada en el crecimiento endógeno) crecimiento de las importaciones, mientras que nuestras principales exportaciones, como lo son las petroleras han tenido dificultades y no se sabe a ciencia cierta cual es nuestro nivel de producción.

Y por último el Prof. Maza cree que la inflación no alcanzará la meta gubernamental del 11% (extrañamente inferior a la meta del año pasado que no se cumplió), parece ver en 15% un piso solo alcanzable con un programa antiinflacionario serio. Prevé que la inflación para este año 2008 podría ubicarse entre un 25% a 30%. Este año vuelve a ser año electoral, si a usted le dicen que apueste sobre la inflación de este año, ¿en que número pondría su dinero?, ¿en el del Dr. Maza o en el 11%?. Recuerde que si piensa en un número diferente al 11% usted está entrando en la nómina de la CIA (que por cierto debe ser bien grande si pensamos que solo en nuestro país hay más de 4 millones de tarifados).

A título personal, yo respeto muchísimo al Dr. Maza Zabala, no solo como colega, sino como un personaje capaz, honrado y al mismo tiempo con un alto sentido institucional. Sus alertas sobre nuestra situación económica deben ser escuchadas y no tachadas estúpidamente como se califican a cualquier persona que critique o piense diferente a la línea gubernamental. En este proceso de cambios que supuestamente estamos viviendo, donde la rectificación es una de las nuevas patas de la mesa política para este año 2008, ponerle atención a la economía y oír a personas que tienen experiencia en ella no parece un mal ni difícil consejo.

Luis Oliveros
[email protected]
Oliveros, L.: «Economista espía» en Observatorio de la Economía Latinoamericana Nº 103, octubre 2008. Texto completo en http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/ve/

A %d blogueros les gusta esto: