EE.UU. coloca en la lista negra del narcotráfico a Bolivia y Venezuela

NOELIA SASTRE | NUEVA YORK – A diferencia del 2007, Bolivia no se ha librado este año de la lista anual de países que, según Estados Unidos, no hacen lo suficiente para acabar con el tráfico de drogas. «Designo a Bolivia, Birmania y Venezuela como naciones que han fallado durante los últimos 12 meses en cumplir con sus obligaciones en la lucha contra el narcotráfico», dijo ayer el presidente George W. Bush en el informe sobre cooperación antidroga que determina ayudas o sanciones por parte del Departamento de Estado. Bush añadió así a Bolivia a esta lista que el año pasado ya incluía al gran aliado del país andino, Venezuela. Pero evitó retirar la ayuda estadounidense. «El apoyo a los programas para ayudar a las instituciones democráticas venezolanas y la continuación de ayuda a programas bilaterales en Bolivia son vitales para los intereses nacional de EE.UU.», determinó el Presidente.

Este memorando dirigido a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y titulado «Principales países de tránsito y producción de drogas para el año fiscal 2009» se dio a conocer ayer. Y en él, la Casa Blanca identifica a 20 naciones: Afganistán, Bahamas, Bolivia, Brasil, Birmania, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haití, India, Jamaica, Laos, México, Nigeria, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela.

El informe firmado por Bush señala que su presencia «no es necesariamente una evaluación negativa de los esfuerzos antidrogas de los gobiernos o su nivel de cooperación con EE.UU., sino una combinación de factores geográficos, comerciales y económicos que permiten el tránsito de drogas o su producción, pese a las medidas puestas en marcha por las autoridades para controlarlo».

Bolivia, el tercer mayor productor de cocaína mundial, aparece en esta lista negra en un momento muy delicado de las relaciones entre La Paz y Washington, en plena crisis diplomática: los embajadores de ambos países han sido expulsados, (el gobierno de Evo Morales acusa al embajador estadounidense de alentar las protestas de la oposición), y hoy mismo la administración Bush fletará un avión para que los ciudadanos estadounidenses abandonen la capital boliviana, vía Lima.

Siguiendo con América Latina, Bush duda de la capacidad del gobierno ecuatoriano para identificar la nacionalidad de los barcos que transportan drogas y dijo estar «particularmente preocupado» por la creciente presencia de narcotraficantes en Centroamérica, región con una «limitada capacidad para combatir el crimen organizado, que huye de estructuras antidrogas más sólidas como las de México y Colombia». De hecho, apuntó, «la batalla armada entre narcotraficantes en Guatemala demuestra que grupos como el cartel de Sinaloa están tratando de fortalecer sus posiciones en Centroamérica».

De Afganistán señaló el «relativo progreso» realizado por el presidente Karzai en el combate contra los narcóticos, pero insistió en que el tráfico de drogas continúa amenazando el futuro del país, contribuyendo al aumento de la corrupción.

Fuente: www.abc.es

A %d blogueros les gusta esto: