19 mayo 2016

 El "ad blocking", que tiene absolutamente martirizados a los anunciantes y a los "publishers", sigue arrojando malas noticias sobre la mesa. Según un reciente estudio de la empresa de analíticas Optimal, los ubicuos "ad blockers" pegarán este año un mordisco de 3.900 millones de dólares a los ingresos generados por la publicidad display al otro lado del charco. Y no sólo eso. Está abultadísima cifra se triplicará en el transcurso de los próximos 4 años, lo que se traducirá en unas pérdidas globales de 39.000 millones de dólares en un periodo de 5 años.

El informe de Optimal concluye, por otra parte, que en 2015 el 11,7% de las impresiones publicitarias fueron bloqueadas en Estados Unidos. Y este porcentaje seguirá lamentablemente pegando el estirón hasta el alcanzar el 16,4% en 2016 y el 36,6% en 2020.

La mayor parte de las impresiones publicitarias bloqueadas (el 90%) echa raíces en la actualidad en los dispositivos desktop, si bien el romance de los internautas con los “ad blockers” se está haciendo también cada vez más acalorado en los dispositivos móviles.

No en vano, los usuarios de smartphones tildan, por ejemplo, losanuncios pop-up para los dispositivos móviles de 3,7 veces más intrusivos que los spots de televisión.

A medida que crece la popularidad de los “ad blockers”, cada vez más internautas están predispuestos a caer en sus garras. No en vano, 102 millones de estadounidenses utilizarán con regularidadprogramas para bloquear publicidad online en 2020.