El Comercio Electrónico, (E-Business) (E-Commerce), y el Comercio Tradicional (Primera Parte)

La aparición del comercio electrónico, obliga a replantearse muchas de las cuestiones del comercio tradicional. Surgiendo nuevos problemas. Dentro de esos problemas, se plantean cuestiones, tales como: validez legal de las transacciones y contratos sin papel, acuerdos internacionales para armonizar las legislaciones en esta materia, el cobro de los impuestos, protección de los consumidores, falta de seguridad de las transacciones y de los medios de pagos electrónicos, entre otros.

Se entiende como COMERCIO ELECTRÓNICO, la manera de hacer negocios por medios electrónicos. Se basa este Comercio Electrónico en el procesamiento de medios electrónicos, transmisión de datos, incluyendo textos, sonido y video. Incluye intercambio electrónico de bienes y servicios, remisión de contenidos digitales, transferencias, transacciones comerciales, actividades educacionales, servicios médicos, compras gubernamentales, subastas, y otras que se generan gracias al fenómeno de los llamados centros comerciales virtuales.

Se define también como “La aplicación de la avanzada tecnología de información para incrementar la eficacia de las relaciones empresariales entre socios comerciales” (Automotive Action Group in North America).

Se puede entender igualmente, como “La disponibilidad de una visión empresarial apoyada por la avanzada tecnología de información para mejorar la eficiencia y la eficacia dentro del proceso comercial” (EC Innovation Centre).

El comercio electrónico -como lo llamamos hoy en día- es la utilización de servidores de Internet, computadoras y redes públicas, y no representa sino una evolución de los negocios electrónicos, donde las empresas se apoyan en infraestructuras de telecomunicaciones básicas para hacer sus negocios; entiéndase, el teléfono, el fax, las redes privadas, canales de comunicación privados, o a través del protocolo EDI (Electronic Data Interchange), para efectuar transferencias de datos entre empresas.
Una de las características fundamentales del Comercio Electrónico consiste en la ausencia de una relación física entre los contratantes.

El Comercio Electrónico abarca también productos (bienes de consumo, equipos médicos especializados, libros) y servicios (información financiera, etc.) y nuevas actividades (centros comerciales virtuales).

Es necesario advertir que, el Comercio Electrónico no es nuevo; él existe desde hace mucho tiempo en el cual las Empresas realizaban operaciones comerciales a través de medios electrónicos como el teléfono, el fax, el télex, e igualmente a través de redes cerradas, como el denominado SWIFT utilizado por las Empresas Bancarias.

La implantación del SWIFT del Sector Bancario, permite una transmisión directa desde el computador del Banco del ordenante al computador del Banco del beneficiario, aportando gran seguridad por medio de los mecanismos de cifrado y autenticación de mensajes.

Manifiesta Mariliana Rico Carrillo, que:
Si bien es cierto que el desarrollo de Internet y los sistemas abiertos de comunicación han favorecido la expansión mundial del comercio electrónico, debemos tener en cuenta que la noción de comercio electrónico no se identifica con Internet. El comercio electrónico es toda forma de transacción comercial realizada por medios electrónicos, la cual incluye los entornos cerrados -como el EDI- y otros medios electrónicos de comunicación, como el télex, teléfono, fax o el uso de la TV digital o interactiva.
Es innegable que la Internet representa una revolución tecnológica que impacta la manera de hacer negocios, pero no es el negocio en sí misma; sencillamente se convierte en un instrumento tecnológico que conlleva la globalización, y esta última trae consigo enormes oportunidades.

Sin embargo, para aquellas empresas que no utilicen la Red, la consecuencia será una enorme amenaza por falta de competitividad ante las ofertas globales. La Internet se convierte en un instrumento tecnológico que apoya a las compañías para ser más competitivas, pero la estrategia de su negocio radica en el verdadero conocimiento del mismo; es decir, usar la tecnología para las funciones fundamentales de cualquier empresa, sea punto com o tradicional: conseguir y mantener a los clientes.

Los Sujetos del Comercio Electrónico

En las operaciones de Comercio Electrónico, existen tres sujetos principales:

El Empresario que presta el servicio o entrega el bien empleando una página Web;
El Proveedor de Servicios de Internet, o persona que utiliza el Servidor donde se hospedan las páginas Web; y
El Adquirente de los bienes o servicios, mediante la conexión a la página Web del Proveedor de los Servicios de Internet.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: