El Estado venezolano a través de PDVSA se queda con un 80% de la participación accionaría en la explotación de la Faja del Orinoco

(Extraído de pdvsa.com) El ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, presentó ante la Comisión Permanente de Energía y Minas de la Asamblea Nacional, toda la documentación relativa a la migración al esquema de Empresas Mixtas por parte de los Convenios de Asociación que estaban presentes en la Faja Petrolífera del Orinoco, tal como lo contempla el decreto Ley de Nacionalización 5.200, emitido el pasado 26 de febrero de este año por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez.

Entre los temas que se presentaron a la Comisión destacan las condiciones que contemplan los acuerdos aprobados durante la apertura petrolera, así como un estudio de todos los daños que el proceso de privatización ocasionó al país y la cantidad de dinero que perdió la nación por concepto de términos, condiciones y flexibilidad fiscal que se le concedieron a las transnacionales.

Se revisaron los convenios uno a uno, en los que se precisa las empresas que aceptaron los términos de la migración y las que decidieron terminar su participación en los negocios de la Faja Petrolífera del Orinoco. “También se examinaron todos los artículos de un convenio tipo, sus cláusulas de personal, de tecnología, de comercialización y los aspectos relacionados a la actividad que, de aprobar la Asamblea Nacional, serían Empresas Mixtas con una duración de 25 años” afirmó Ramírez.

Las condiciones para la participación de empresas extranjeras en la reserva de hidrocarburos más grande del planeta son las siguientes: participación accionaria mayoritaria de PDVSA, con un promedio de 80%; cabal cumplimiento para todas las empresas del Régimen Fiscal Petrolero, Regalía e Impuesto de Extracción hasta 33,3% e Impuesto Sobre La Renta de Tasa Petrolera de 50 %; reducción de 40% de las áreas que antes ocupaban los convenios de asociación y los convenios de exploración a riesgo y ganancias compartidas. Igualmente, Ramírez aseguró que no se aceptará el arbitraje internacional para los asuntos vinculados a la industria petrolera, “cualquier diferencia se resuelve en nuestros tribunales”, puntualizó.

Por otra parte, se discutió un proyecto de Ley, iniciativa del Ejecutivo Nacional, que consta de cinco artículos para ponerle fin a la figura de los convenios de asociación de la apertura petrolera. “Con la promulgación de esta ley se cierra un ciclo, y en adelante empresas que no acepten nuestras leyes deben salir del país“, afirmó el titular de la cartera energética.

Ramírez explicó que “los antiguos convenios de asociación de la Faja fueron aprobados por el extinto Congreso Nacional, y en consecuencia es la misma Asamblea Nacional la que debe poner fin a convenios que se aprobaron en el pasado estas mismas instancias”.

Estado venezolano toma el control

De las 11 empresas que conformaban los extintos convenios de asociación de la Faja Petrolífera del Orinoco y de exploración a riesgo y ganancias compartidas, sólo siete mantienen una importante participación internacional. “Hemos sido muy claros desde el año pasado. Empresa que no acepte nuestra ley vigente y Constitución, sencillamente no nos interesa que trabajen con nosotros. Tenemos un marco legal y fiscal bastante claro y justo para tratar el área de hidrocarburos, particular en nuestra economía”, recalcó el presidente de la industria petrolera venezolana.

Para Rafael Ramírez el Estado venezolano, a través del Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo, ha reestablecido el control de la regulación y administración de la explotación de nuestros hidrocarburos. La antigua administración no tenía ninguna incidencia en las actividades de explotación, conservación de los recursos, asignación de áreas, ni en las decisiones sobre el futuro de tan importante empresa.

“Aquella situación en la que el Estado y el Ministerio eran un cascarón vacío, ha quedado atrás. El Estado venezolano, por intermedio de todos sus poderes, ha dicho basta y va a reponer el control sobre tan importante sector en nuestro país. Esto nos abre las puertas de aquí en adelante para continuar el desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco, de acuerdo con las orientaciones emanadas por el Estado venezolano y siguiendo los lineamientos estratégicos del Plan Siembra Petrolera”, señaló el titular del Menpet.

A %d blogueros les gusta esto: