El futuro del trabajo: ¡El futuro es hoy!

«La principal lección (de la pandemia de covid-19) es que nos recuerda que la vida es incierta y que si esperamos a la certidumbre siempre llegaremos demasiado tarde»,

Margaret Heffernan.

Los tratadistas, los expertos en desarrollo social y organizacional así como también los psicólogos sociales se han venido preguntando la siguiente inquietud: ¿Cómo será el mundo laboral después de la pandemia y que habilidades se necesitarán para ser triunfadores en un mundo repleto de escenarios de incertidumbres?

Cuando se habla del futuro del trabajo, los expertos dejan claro una cosa: ¡el futuro es hoy!

Y lo es más si se sabe, que la pandemia del nuevo coronavirus ha acelerado muchas cosas, y buena parte de ellas en el entorno laboral. La covid-19 ha agregado buenas dosis de incertidumbre al mundo laboral, pero también algunas oportunidades.

La incertidumbre y nuestra actitud hacia ella es precisamente uno de los temas que la investigadora estadounidense Margaret Heffernan, ha estudiado en los últimos años.

Heffernan, quien ha sido CEO de cinco compañías, es profesora de Práctica en la escuela de Gestión de la Universidad de Bath en Inglaterra y es autora de seis libros. El más reciente: Uncharted: How to map the future («Inexplorado: Cómo trazar el mapa del futuro») fue publicado a inicios del año.

En febrero, el diario británico Financial Times lo incluyó en los libros del mes: «Uncharted se opone a nuestra obsesión con la ‘ciencia’ de la predicción».

Y es que, aunque es muy tentador que un experto prediga lo que pasará en el futuro, Heffernan insiste en que hay que «abrazar» y aceptar la incertidumbre para desarrollar resiliencia. ¡»No podemos esperar al plan perfecto»!

La precitada investigadora ha venido reafirmando lo siguiente: “Uno de los aspectos cruciales en momentos como los que vivimos es que la gente pueda apreciar que, aunque obviamente hay empleos y compañías que son más seguros que otros, este es un momento en el que realmente nos tenemos que ayudar entre nosotros”.

Y continúa: “las personas que perdieron sus trabajos o están por perderlos necesitan ayuda y nosotros necesitamos ayudarlos, si podemos, porque a la larga todo el país, todo el mundo, sólo mejorará en la medida en que todos mejoremos”.

Estas inquietudes mundiales han despertado mucho interés en el futuro, entre las que se puede mencionar es la investigación emprendida por la acreditada empresa THT Analytics, que realizó la encuesta “Survey Monkey”, tendente a determinar las características del trabajo del futuro.

Los oficios que tendrán o tienen más demandas figuran en los tres primeros lugares los siguientes: robótica, teletrabajo independiente y servicios. 

La tendencia del género en el mundo laboral está equiparada, por cuanto un 53% de los entrevistados respondieron que habrá un número muy parejo de hombres y mujeres en el mundo laboral.

El 41% de los encuestados considera que en el futuro mundo laboral se incrementará más robots que humanos.

Aumentará en casi un 80% las oficinas virtuales a través de la tendencia de utilizar más el teletrabajo.

El 69% de los encuestados considera que la formación y capacitación se realizará por medio de internet en el exterior del país de origen.

Como dato curioso el 52% considera que la gente tendrá preferencia por formaciones cortas, en vez de ir a la universidad por 4 ó 5 años.

El 82% de los entrevistados considera que habrá más tolerancias en el mundo laboral por cuestiones de credo, preferencias sexuales, religiosas, culturales o de procedencia.

Referente a la remuneración el 84% considera que la tendencia es la desaparición de los salarios fijos y se establecerá un salario variable: ganar por lo que se hace.

El 85% de los encuestados considera que la velocidad del cambio se acrecentará, es decir que el mundo cambiará más rápido.

Debido al teletrabajo habrá más rotación de personal, así lo confirman el 84% de los consultados.

Debido a la oferta virtual de diferentes profesiones y oficios en el mercado, la mitad de los entrevistados considera que será más fácil contratar al personal para ocupar los cargos vacantes.

 Este no es el momento para ser egoístas ni egocéntricos, sino para pensar en que si todos estamos siendo afectados por la pandemia: ¿cómo nos podemos ayudar para enfrentarla?

Habla de imaginar, adaptarse y colaborar. Pero ¿de qué manera esas habilidades se ven afectadas en una época de autoaislamiento, distanciamiento social, confinamientos y mascarillas?

La paradoja es que entre más distantes estamos entre nosotros, más nos necesitamos.

Nos necesitamos para no perder la esperanza, para darnos inspiración e ideas y para mantenernos motivados.

 [email protected]

Imagen de kiquebg en Pixabay

Deja un comentario