El mundo de las Franquicias

Redacción. De todas las franquicias existentes en Venezuela, cerca de 180, aproximadamente 60% son marcas extranjeras, mientras que el restante 40% son nacionales. Estas, en su mayoría eran negocios que decidieron expandirse bajo esta fórmula, la cual es definida por la Superintendencia para la Promoción y Protección de la Libre Competencia, como un conjunto de derechos de propiedad industrial o intelectual relativos a marcas, nombres comerciales, rótulos de establecimiento, modelos de utilidad, diseños, derechos de autor, «know-how» o patentes, que serán explotados para la reventa de productos o la prestación de servicios a los usuarios finales.

Las franquicias permiten que las empresas traspasen sus fronteras, al comercializar sus productos en otras latitudes. Esto implica la homogeneización de ciertas costumbres a lo largo y ancho del planeta, y es por esta razón que el logo y menú de McDonald’s se conoce en casi todos los países del mundo.

Sin embargo, para que el proceso de adaptación sea todo un éxito, es necesario tomar en cuenta las individualidades de cada región, por eso, la franquicia de la M dorada sirve cerveza en Alemania y su mascota Ronald se conoce como Donald en China, para que los habitantes de ese país puedan pronunciar el nombre, ya que la letra R les resulta difícil de articular.

De igual forma, es importante que a la hora de transformar un negocio en franquicia, se dirija a una empresa de consultoría especializada en el ramo. La mayoría brinda apoyo, incluso más allá de la simple conversión del negocio, como asesoría legal y respaldo en el traslado de la marca a nuevos mercados en el exterior.

Especialistas estiman que la proporción de fracaso en una franquicia, durante los cinco primeros años es, de apenas 3%, mientras que en un negocio convencional, asciende a 85%. No obstante, modificar la idea de una franquicia existente no es la opción más recomendable, lo mejor es llevar un negocio vigente a esta modalidad.

Estos son algunos de los pasos a seguir para ello:

Estudio de factibilidad: consiste en determinar si un negocio es franquiciable o no, en cuanto a posibilidades económicas y términos estratégicos. Para ello se analiza el mercado, las relaciones con los proveedores, la competencia y los productos, entre otros.

Manuales: para cualquier empresa que incursione en este sistema, es indispensable elaborar compendios de procedimientos. Estos serán la guía para transmitir el ‘know how’ a los terceros que van a invertir y hacer crecer el negocio.

Plan de negocios: elemento estratégico que especifica tipo de comercio, perfil del mismo, quién lo ofrece, supervisores, gastos, estadísticas, tiempos estimados de expansión, entre otros.

Contrato: debe ser elaborado con cuidado y detalle para impedir acciones de una parte en perjuicio de la otra, pero también debe ser lo suficientemente flexible como para que en el momento en que se determine un cambio en el sistema, se pueda implementar sin tener que modificar el contrato.

Financiamiento para franquicias
Actualmente, las entidades bancarias que ofrecen respaldo a este tipo de proyectos, exigen que el aspirante se presente con una cuota mínima del capital necesario para efectuar la inversión. Éste puede variar entre 15% y 30%; para cada caso se diseña un modelo acorde con perfiles, características y necesidades.

Hasta los momentos, son seis las entidades bancarias que incluyen, entre sus estrategias de negocios, el diseño de productos y servicios personalizados. Son estas instituciones el Banco Unión, Banco Noroco, Interbank, Vencred, Central, Entidad de Ahorro y Préstamo y Fondo Común.

Tomado de mipunto.com

A %d blogueros les gusta esto: