El negocio de las franquicias sigue siendo una buena inversión

Uno de los formatos de negocio que se ha consolidado y sigue en crecimiento en nuestro país, es el de las franquicias. La tasa de crecimiento del sector para el cierre del 2006 no fue menor al 20%; además, ha llegado a ser actualmente un sector que registra una participación de más del 15% del Producto Interno Bruto. Las marcas locales y extranjeras lograron alcanzar un grado de madurez que ha llevado al país a convertirse en el tercer mercado en Latinoamérica.

Este modelo de negocio le ofrece al empresario cierto nivel de seguridad al momento de invertir, ya que representa la oportunidad para aquellos empresarios que sin tener necesariamente la experiencia en un área, puedan aprovechar el renombre, la experiencia y el conocimiento tecnológico de una marca exitosamente probada. Pero adquirir una franquicia no es sinónimo de éxito seguro, en la realidad como lo expresa Alfonso Riera, Vicepresidente de la Cámara Venezolana de Franquicias “el solo hecho de estar adquiriendo un negocio propio viene adherido a la necesidad de empeño, competencia y dinamismo por parte de los franquiciados, elementos que inciden directamente y esencialmente en el éxito de toda franquicia”.

En la actualidad las franquicias no solo se limitan como en el principio a las comidas rápidas, sino que por el contrario expande su oferta a lavanderías, centros de bellezas, farmacias, hoteles, moda, etc.

Es cierto que en Venezuela se encuentran franquicias extranjeras que son grandes e importantes como, Mc Donal’s, Sanrio, 5á Sec, Kid Cool, Wendy, Subway, entre otras. Pero para sorpresa de muchos, de las 360 unidades comerciales que se encuentran en el país, el 65% son de origen y capital nacional, por nombrar algunos tenemos: Spa Manicure, Aquamassege, Hoteles Tamanaco, Farmacias Saas, Locatel, Graffiti, Optica Berl, Kioto, La Tienda del Pintor, Ti & Yei, Ferka, Sushi Express, Chip-a-Cookies, Charcutería Tovar, Ronky’s Pollo, Don Taco, Pronto Pizza, Churromanía.

Actualmente cerca de 19 empresas franquiciantes tienen tiendas abiertas en el extranjero, tal es el caso de la cadena de ventas de churros Churromanía, con tiendas en EE.UU, España, Brasil, Puerto Rico, Costa Rica, Chile, Panamá, Honduras, El Salvador; Juan Chichero con franquicias en Ecuador, EE.UU y España; la cadena de ropa para niños EPK (El Principito) con tiendas en EE.UU, Republica Dominicana y España; la red de tintorerías ecológicas Quick Press en EE.UU y España; el innovador concepto de Centro Médico Adaptógenos con locales en Puerto Rico; Hands Care Center en Costa Rica y España; Yamato Sushi Bar en Panamá y España.

Según Alfonso Riera, el sector de franquicias nunca ha arrojado decrecimiento, por el contrario ha probado su gran adaptabilidad a las condiciones socioeconómicas y hasta en medio de la inestabilidad registrada en el 2002-2003 hubo crecimiento, ya que proliferaron las franquicias de inversión moderada donde no se comprometen porcentajes importantes de capital personal de los inversionistas, sino que han sido apalancadas por la banca.

Son muy grandes las oportunidades de inversión que tiene este sector, que en el último año reportó ganancias netas de 480 mil millones de bolívares mensuales sin incluir los beneficios obtenidos de los expendedores de gasolina de PDV, sin embargo el consejo de los especialistas es que, antes de invertir en cualquiera de los formatos de franquicias, se investigue!!!!!

Esa vitalidad del sistema de franquicias invita, a la incorporación al mismo, sin dejar a un lado las ventajas que aporta a toda persona que opte por un negocio de este tipo, tales como la oportunidad de iniciarse en una aventura con una formula ya probada y contrastada, reduciendo de ese modo, el riesgo de fracaso, o la existencia de unos servicios de formación y apoyo continuos por parte del franquiciador.

No obstante, deberíamos procurar que ese mismo entusiasmo y buen momento por el que atraviesa el sistema no nos alucine, convirtiendo una buena oportunidad de negocio en un rotundo fracaso.

Por ello, en un entorno altamente competitivo, disponer de la suficiente información y capacitación para detectar los proyectos más ventajosos y tomar decisiones más razonables, es una necesidad básica. También se requiere seleccionar un sector acorde con nuestras capacidades y gustos, no realizar la elección exclusivamente en función de criterios económicos.

A %d blogueros les gusta esto: