El País tiene la soga al Cuello

En estos tiempos venezolanos es impactante por lo menos para aquellos que por alguna razón con todos sus defectos, hemos nacimos bajo el manto de la decencia con valores familiares y de un documento que era la palabra, que de paso, hoy día es escaso encontrar en el país y que para hacerlo debemos esforzarnos a ensayar constantemente con el peligro de ser sentenciado, mofados, agredidos o engañado y muchas veces visto como un extraterrestre, el sentir y observar cómo se ahoga el País, esto sin contar que simplemente siendo así te encontraras fuera de un sistema de educación o costumbres que de todas, está siendo implantado con la única intención del beneficio de unos pocos para perdurar en una dinámica que ya no funciona y que por el contrario lo que trae es mayor dolor a la Humanidad.

Ahorcan al país y somos parte de eso, porque de manera sumisa nos prestamos al juego de la indecencia, de la corrupción, entendiéndose que corrupción no sólo es para aquellos que se benefician con el dinero extra para el logro de sus objetivos sino también por el empeño de la palabra y la manipulación de ella, valiéndose de la falsedad que lesionara a otro que confía para congraciarse con el supuesto amigo. ¿Amigo? Ya por estos lados no existe, ha sido remplazado por otra categoría que era usada para la extorsión, el daño y la comodidad del grupo y bienestar de uno sólo.

La mayoría que vivimos aquí, o por lo menos que tuvimos padres de aquella época de costumbres diferentes, nos enseñaron lo que era valorar la vida, vemos hoy en día como el país se ha convertido en una empresa de reciclaje de seres humanos, todos los fines de semanas leemos como decenas de personas fallecen a manos del hampa y otros tanto a causa de la desidia e ignorancia, que cosas de la vida, fallecen muchos y nacen cantidades incontrolables en nuestras maternidades que a duras penas hacen lo propio para traer al país la generación de relevo que no tiene ni la mas mínima idea de lo que va a encontrar, un país agotado y seco en sus básicos valores y formas de coexistencia.

El País tiene la soga al cuello y todos seguimos halando la soga en colaboración para eso, y ¿por qué? No lo sabemos, o de pronto sí, pero es más cómodo seguir dejando al tiempo para ver que pasa, porque mientras se le dé más importancia a la cerveza, la rumba y el fashioneo nos sentiremos como lo que somos, dignos hijos del petróleo espeso.

¡Qué broma con el país! Lo estamos ahorcando y no queremos aflojar la cuerda, una cuerda que está fuerte a causa de nuestro comportamiento tan rígido y tan herido a causa de una estrategia bien definida, donde la división es parte del show y el alimento de unos pocos que sí saben que con eso es como pueden permanecer en la cuestión del proceso. Ahora bien, ¿dónde fueron a parar los valores? Estos, poco a poco, están siendo reemplazados por otros valores, pero monetarios o es que no nos damos cuenta que la prioridad es el ORO antes que el ORO de la vida humana.

Lo estamos ahorcando, señores. Y mientras no entendamos que todo forma parte de una estrategia del robo de las emociones e ilusiones, que sólo a usted le pertenece y que lo ha dejado por comodidad a que otro se lo administre y que casualmente ese otro no sabe administrarlo, él por ignorancia, buscó a quien sí sabe administrarla, pero ¿para qué? Hoy día ni siquiera se sabe si realmente es.

…Estoy tratando de entender tanto silencio y desesperación, que se quieren convertir en gritos de esperanzas para un país que todavía es generoso y con una particularidad de olvido sin igual. No sé si será una virtud, no sé si será una ventaja, pero lo que sí es cierto es, que el universo sabe las virtudes de todos y lo que cada quien mantiene a escondida en sus agallas…

Sólo somos responsables de seguir halando la cuerda. La única diferencia que en esa cuerda no están los verdaderos responsables, solo están los manipulables, lo que por mucho tiempo fueron olvidados y conformaron el caldo de cultivo para un cáncer manifestado ya físicamente en representación de su propia creación, sea falso o sea verdadero nunca lo olvidara, téngalo presente. Ese si sabe lo que hace y no tiene la intención de cambio, está seco, resentido, golpeado por una infancia que nunca disfrutó y su reflejo de hoy fue lo que él aprendió, el castigo, la pena, la división, la falsedad, la falta de honor y todos lo que están a su alrededor lo copian y lo propagan como fieles devotos q son, por eso padre y madre, ten cuidado con la educación en la primera fase de tus hijos de hoy, para que en el futuro sean verdaderos ciudadanos y seres humanos sin rencor, se está apretando la cuerda, ya no está dando para más y no hay hospitales preparados para tantas atenciones ya, la falta de suministro es una realidad y si no le parece pregunte en la morgue o simplemente al amplio hotel de la eternidad (El Cementerio).

Cementerio que está abarrotado de fieles que fueron en una oportunidad creyentes de lo que le vendieron como fe, pero que no ayudo a combatir la inseguridad, la maldad, la desidia, la corrupción, tampoco la unión familiar, solo algunos pocos lo han logrado y pregúntenle cual fue en realidad su fe, pues se sorprenderá, esa fe precisamente no está fuera de él, ni en un templo, ni en un libro, que de paso ha sido escrito y arreglado a conveniencia para el mismo control, a base del miedo y el castigo, todo para el favorecimiento de uno que como usted y todos, igualito creyó, la diferencia que estudio y con el conocimiento se libero, pero su ego lo venció y hoy día no le importo porque el poder logro y sobre el trono se instalo, el trono de la humanidad que con su velo costará quitar.

El país necesita respirar y para ello la cuerda se debe aflojar y esa cuerda se aflojara cuando realmente ese país se dé cuenta que está en el medio de dos equipos reducidos, que halan para ahorcar, equipos con sus propios intereses, con sus propias estrategias, con su propia visión de vida, y mientras se concentran en ganar, ahorcados estaremos ya.

El verdadero cambio está en ti, en tu familia, no en los demás, asume de una vez por toda tu responsabilidad como padre, como madre, como hijo, como hermano, como vecino, como sociedad y los procesos se ejecutaran por el bien de la humanidad.

Twitter: @cesarlnahmens

A %d blogueros les gusta esto: