El plato fuerte

Edinson Martínez – Tres aspectos del ámbito económico se convertirán en un verdadero desafío para el nuevo gobierno en el 2013.

El primero de ellos, el relativo al control y dominio de la inflación ¬Venezuela exhibe hasta ahora la más alta del continente¬ que tiene como su fuente principal al dispendioso gasto público.
Por otro lado, el crecimiento económico de modo sostenido y diversificado que nos haga salir del atraso que ha significado hacernos más dependiente de la exportación petrolera que todos los años precedentes, expresada en estos días como una verdadera economía de puerto.

El actual Gobierno, precisamente, formuló su propuesta económica en 1998, sobre la base de la diversificación, 14 años después, el fracaso no podría ser más estrepitoso. En Venezuela, más del 95% de nuestra exportación es petrolera y el resto lo conforman bienes que podrían catalogarse también en cierto modo como tradicionales aun cuando no sean propiamente petroleros.

Esas exportaciones de productos no tradicionales para 2011, sumaron unos 4 mil 505 millones de dólares, es decir, una cifra inferior a la mostrada en el 2005 cuando se ubicaron en 7,4 mil millones de dólares.

Finalmente, el tema de la política cambiaria. El país lleva casi una década de control cambiario; es hasta ahora, el mayor tiempo que en nuestra historia ha durado un control de cambios.

También, ha sido probablemente el único caso en que la permanencia de dicha medida por tan largo periodo antes que por razones meramente económicas, obedece principalmente a una visión política de quienes gobiernan. Es decir, no fue una simple medida de urgencia cambiaria por las circunstancias que el país vivió hace casi diez años. Ha sido, en efecto, una política de Estado, cuya pretensión es sostenerla indefinidamente en el tiempo.

Venezuela es hoy sumamente vulnerable a una desaceleración económica mundial y una caída del precio del barril petrolero. Analistas señalan que el solo hecho de una caída del 1% en la tasa de crecimiento de China, países como Brasil, Perú, Costa Rica y nosotros mismos, veríamos mermar nuestra capacidad económica de modo importante. Oportuno sería decir que desde hace 4 años, China es el segundo socio comercial de Venezuela. EUA, Brasil y China son actualmente los principales socios comerciales del país. En el primer trimestre de 2012, el 50% de las importaciones venezolanas vinieron de estas economías.

A mi juicio, estos son y serán el plato fuerte en una reconstrucción económica.

Fuente: http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=72699&tipo=AVA

A %d blogueros les gusta esto: