El vivo ejemplo del Cuento de Hadas

Como se presumía ya desde hace algún tiempo, el Gobierno ha reconocido un retroceso en su política laboral, ya que mediante el INE, ha admitido un alza en la taza de desempleo del país.

No ha sido suficiente seguir alargando la inamovilidad laboral, ya que los principales empleadores en el país, que son los industriales, han tenido que disminuir sus actividades, en el mejor de los casos, y cerrar en otros tantos.

Según el INE, para el primer trimestre de 2.009, la población económicamente activa era de 12.892.478 personas, de las cuales 998.920 están desempleadas, lo que representa un 7,7% del total de la población activa. Respecto al año 2.008, hay 111.202 personas que pasaron a estar desocupadas.

También el portavoz del INE informó, que el número de ciudadanos dedicados a la informalidad tuvo crecimiento, ya que para este año suman 5.344.276, mientras que en 2.008 eran 5.118.141.

Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), maneja cifras muy similares a las que arroja el INE y, según nos aclara el entrevistado que a continuación les presentamos, es porque el organismo internacional utiliza las cifras del instituto de estadísticas venezolano como referencia.

Yván Serra, politólogo graduado en la Universidad Central de Venezuela con Master de Administración en el IESA, nos da sus impresiones respecto a la situación actual del empleo en Venezuela.

Parece contradictoria la situación que se observa en la calle y las cifras del organismo estadístico nacional. Fundamentado en ello, le pedimos a nuestro entrevistado, nos aclare la metodología y parámetros utilizados para considerar a alguien ocupado, y nos dijo que: “El INE toma las muestras en un lapso determinado, preguntando si en los últimos 7 días la persona ha percibido algo de dinero, y si es así, lo considera empleado; ya que aunque no tenga un empleo formal, para ellos está ocupado y, por ende, no está desempleado.”

A la pregunta, si las políticas gubernamentales eran las más idóneas, Serra expresó que: “La única política que tenia el Gobierno para generar empleos es la promoción conocida como Vuelvan Caras, la cual capacitaba gente y los incorporaba en algún sector formal de la economía, pero hace ya rato que no hay novedades de ella.”

Para el Politólogo: “Más que en la política de empleos, la Administración Chávez ha estado es preocupada por la democratización del capital, entendido esto como participación accionaria en las empresas.”

El Especialista considera que: “Las señales que da el Gobierno al empresariado nacional son contraproducentes, ya que no generan seguridad jurídica ni estabilidad política; y los empresarios lejos de querer invertir, están por tratar de salir librados de la mejor manera posible, y si no, tratando de sacar su capital porque lo ven en riesgo”.

Nuestro colaborador tiene experiencia en administración gubernamental regional y, dados sus conocimientos, le hemos preguntado, si las políticas de empleo regionales podrían ser más llevaderas; a lo que contestó: “Los gobiernos regionales no generan políticas de empleos, ya que dependen de los recursos que les asignen. Las políticas de empleos tienen que ser sostenibles y eso se logra incorporando gente al sector formal de la economía, con empresas que perduren por años en el mercado. Y se llega a esto, creando estímulos a la economía y, por otro lado, capacitando a la gente en el manejo de herramientas y habilidades técnicas para ejercer funciones en el sector formal”.

El Profesor Serra nos aclara que: “El empleo en Venezuela marcha acorde a como marche el petróleo, ya que si se vende más, hay más plazas de trabajo y si ocurre lo contrario, existen menos y hay que prescindir de unos cuantos puestos laborales.”

Nuestro entrevistado recomienda: “Disolver el andamiaje de regulaciones e ir a unas mucho más precisas, un poco más cómodas, que permitan controlar la actividad empresarial para que no se cometan excesos; pero que la persona sea libre de administrar su negocio. En segundo lugar, una actividad de fomento al sector de servicios, con las plataformas económicas e intelectuales para salir adelante y generando confianza a los inversionistas mediante una estructura legal justa y que se respete, para así poder lograr que estén tranquilos y puedan venir y generar empleos.”

Para concluir, el Especialista nos dice qué: “La expectativa para este año no es muy elocuente, porque añadido a todo el empeño que tiene el Gobierno en ahuyentar a los inversionistas, porque son capitalistas; y ante estas políticas socialistas se abstienen, ya que son formaciones económicas totalmente distintas. Queda como generador de empleo el sector gubernamental, pero es muy limitado y, si a eso le añadimos la crisis económica, es crítica la situación. Y bueno, si el precio del petróleo está subiendo, eso puede generar cierto alivio, pero este no es el mejor año para buscar empleo y no es un mensaje negativo, sino que no es un año fácil dadas las circunstancias actuales.”

Por su parte el presidente del INE, Elías Eljuri, manifestó lo siguiente: “…en naciones como España, el desempleo creció a 18,9%, mientras que en Venezuela se mantiene alrededor de 7%.”

Basándose en algunos gráficos, Eljuri dijo que: «Son variaciones normales en el curso de un año hasta octubre y, en noviembre y diciembre, descienden definitivamente.»

Según el funcionario del INE: “El desempleo es un problema de percepción para la población; y para el organismo que el preside, es un problema de medición.”

Aclaró Eljuri que el método utilizado para medir es avalado por la CEPAL, (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) y que se tomaron muestras en 60.000 mil hogares encuestando a más de 300.000 mil personas.

“La gente siente el desempleo como un problema, pero cuando se hace la medición no existe ese problema”, recalcó el Presidente del INE”.

Dirección-E: pedro_montero200@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: