En relación a la Ley Orgánica delTrabajo (LOT), lo que nos conviene es aumentar la productividad laboral en el país

No cabe dudas, de que es necesario que se reformule la Ley que norma el desempeño de los trabajadores y empleadores del país, tanto públicos como privados, ya que la Ley vigente es del año 1961.

Por considerar de suma importancia para el pueblo venezolano el contenido de lo que se apruebe en la futura Ley Orgánica del Trabajo, hemos considerado pertinente traer a la palestra, lo que se dice de la misma, sobre la base de lo poco que se conoce, de manera de contribuir a alertar, con relación a algunos aspectos que consideramos son importantes y que el país debe estar prevenido y, no nos vaya a pasar, que el remedio sea peor que la enfermedad¨.

Según el Presidente de la Comisión de Desarrollo Social Integral, diputado Oscar Figuera, el borrador del proyecto está muy adelantado e, inclusive, ha señalado que posiblemente sea sometido a discusión en lo que resta del año. Y ha dicho, que éste será sometido a discusión.

Los empresarios consultados, manifestaron que no conocen el borrador del Proyecto y otros especialistas, con lo cual coincidimos, afirman que la envergadura de lo que está en juego, amerita una discusión que contemple la visión de las partes involucradas y no la imposición de la visión, que tiene el Gobierno. Es fundamental que cada sector exponga sus inquietudes y que sean oídos por los otros, para así poder llegar a un concilio y satisfacer o acordar con los afectados.

Consideramos que de lo que se trata, es de crear una Ley que tenga vigencia en el tiempo, moderna y adecuada a las potencialidaes y realidades politicas y económicas de Venezuela y del mundo globalizado.

Para nadie es un secreto que el país se encuentra sumergido en una crisis de producción y productividad como nunca, en las últimas decadas; por lo que hemos tenido que recurrir a la importación de nuestros bienes alimenticios. Entre las variables que nos ilustran esa situación, se encuentra el nivel de desempleo en comparación con relación a los últimos años. Ahora bien, según los comentarios que rondan el borrador del nuevo proyecto de Ley, se contempla la reducción de la jornada laboral y de la retroactividad de las prestaciones sociales. ¿Eso realmente contribuirá a beneficiar a nuestra clase trabajadora?

Nos preguntamos nosotros, y haciendo un ejercicio imaginario de que se apruebe sin analizar lo suficiente, la reducción de la jornada laboral, ¿cuál podría ser la respuesta del sector empresarial ante la crisis y la incertidumbre que se vive en el país? Y si deciden después de efectuar los cálculos de simulación, llegan a la conclusión que les conviene más invertir en tecnología suplidora de mano de obra, ¿cómo queda nuestro nivel de empleo? ¿No sería peor el remedio que la enfermedad?

Bueno, la invitación es para que estemos a la expectativa. Lo que necesitamos es crear más y mejores oportunidades de empleo y eso se logra aumentando la inversión interna, la producción y productividad laboral, incrementando nuestras exportaciones y reduciendo las importaciones.

A %d blogueros les gusta esto: